Sigamos conectados en Redes Sociales

Política

Santiago Cafiero defendió la posición de la Argentina frente a Venezuela y apuntó contra la oposición: “Va camino a una ultraderecha antidemocrática”

En su presentación ante el Senado, el jefe de Gabinete explicó la postura del Gobierno luego del voto ante la ONU. Pidió a Juntos por el Cambio dejar “el discurso del odio” y les recomendó “bajar un poco los decibeles”

Publicado hace

|

A pesar del tono calmo que le imprimió a su informe en el Senado, el jefe de gabinete, Santiago Cafiero, advirtió a Juntos por el Cambio que “la oposición, si no baja los decibeles, si no deja y se aleja del discurso del odio, va camino a convertirse en una ultraderecha antidemocrática y ultraderecha minoritaria”. Lo hizo en respuesta a una pregunta de la mendocina Pamela Verasay. Fueron también dos radicales, la tucumana Silvia Elías de Pérez y la jujeña Silvia Giacoppo, quienes le reclamaron claridad sobre la posición argentina frente a Venezuela, luego de las manifiestas diferencias entre el embajador argentino ante la Organización de Estados Americanos (OEA), el kirchnerista Carlos Raimundi, y el canciller Felipe Solá y hasta el propio presidente Alberto Fernández. “No vamos a promover ningún golpe de Estado, no vamos a promover la defensa de gobiernos autoasignados como sí sucedió”, arrancó, y subrayó especialmente que “las decisiones de bloqueo y de intervenciones nunca son el camino, no son el camino ni los bloqueos económicos ni las decisiones unilaterales”.

El jefe de gabinete, uno de los hombres más cercanos al Presidente, pareció hacer equilibrio entre la posición kirchnerista, visiblemente más favorable a Nicolás Maduro, y el mensaje de Fernández y Solá hacia la ONU frente al informe de la chilena Michelle Bachelet. “La Argentina ratificó la decisión de preservar los derechos humanos en cualquier ámbito, en cualquier gobierno. No hay distancia ni diferencia con lo que se venía haciendo, lo de ayer era un informe que hablaba sobre Venezuela. A nosotros también nos preocupan los derechos humanos en otros países de la región como Colombia y como Bolivia. Incluso nos preocupan los derechos humanos de la comunidad afroamericana en Estados Unidos. La Argentina tiene una conducta en defensa de los derechos humanos en todo el planeta y no la acomoda”, continuó Cafiero. Insistió además en que “no se ha modificado en nada la posición de nuestro país”. Para ese momento ya se había retirado del recinto la vicepresidenta y en su lugar coordinaba la sesión la santiagueña Claudia Ledesma de Abdala.

Después de toda la ronda de preguntas de los senadores oficialistas, sorpresivamente, Cafiero avisó que respondería algunas consultas pendientes de la oposición. “Voy a hablar del representante ante la OEA porque algunos preguntaron. Estamos conformes con su tarea y no está bajo estudio su funcionamiento ni su cargo”, defendió a Carlos Raimundi, y desmintió un posible pedido de renuncia después de que el diplomático, de perfil político, apoyara a Venezuela y cuestionara un informe sobre violación a los derechos humanos de Naciones Unidas. La consulta la había hecho el fueguino Pablo Blanco, de la UCR.

En el día de la Virgen del Rosario, Cristina Fernández de Kirchner ingresó al recinto con un delicado rosario en su cuello. Nunca hasta ahora se mostró al frente de las sesiones con símbolo religioso alguno. Chequeó el quórum y anunció que iniciaban la audiencia. Advirtió su error, se rió, bromeó y preguntó por qué se habría equivocado y en lugar de decir “sesión” había dicho “audiencia”, un término más vinculado a los tribunales que al recinto político.

Izó la bandera el rionegrino Martín Doñate, de La Cámpora, que participa en forma presencial habilitado por el nuevo protocolo que impulsó el Frente de Todos y que cuestionó Juntos por el Cambio. Incluso hubo una senadora opositora en esta ocasión.

Santiago Cafiero, jefe de gabinete, llegó al Senado a las 13:30, pasó por el despacho de la titular del cuerpo y juntos llegaron hasta el Salón de Honor donde él esperó el momento de presentarse ante los senadores para dar su segundo informe al Senado, el tercero frente al Congreso y en el marco de pandemia. Dos días antes envió por escrito las respuestas a las 760 preguntas que le hicieron 35 senadores nacionales.

Cafiero tenía 60 minutos para su discurso inicial. Sólo usó 47. Describió los últimos meses como “el peor trimestre” y hasta habló sobre la suba de los índices de pobreza que acaba de difundir el INDEC. Prometió: “No venimos a excusarnos, no venimos a escudarnos en la crisis global”. Pero pidió “que se reconozca” la situación general, el marco de pandemia. “No vinimos a echarle la culpa a nadie ni a decir que pasaron cosas, vinimos a poner las cosas en orden y a ver cómo salimos entre todos adelante”, siguió en clara referencia a una reconocida frase pronunciada por Mauricio Macri después de acudir al Fondo Monetario Internacional en busca de financiamiento.

“El gobierno anterior abrazó un modelo chico, de exclusión, entendió que era el modelo viable y lo único que provocó fue que se acentuara cada vez más las crisis en nuestro país”, remarcó con tono pausado. En otra alusión al macrismo apuntó: “No vinimos a prometer semestres ni lluvias de inversiones que terminaron siendo lluvias de endeudamientos”.

“Se reestructuró la deuda y se generó un perfil de sostenibilidad en el tiempo que hizo que podamos destinar recursos a la infraestructura, la salud y la educación. Los recursos no se fueron por la canaleta de la deuda”, explicó el funcionario sobre la acción del Gobierno que habló de “una doble crisis” como consecuencia de la crisis de la balanza de pagos del período de 2018 y 2019 y el coronavirus.

En el recinto lo escuchaban, además de Doñate, la presidenta provisional, Claudia Ledesma Abdala; la vicepresidenta del cuerpo Laura Rodríguez Machado (PRO); el vice Martín Lousteau (Evolución-UCR); la peronista María Teresa González y esta vez y por primera vez, la opositora María Clara Vega que por el bloque Parlamentario Federal sí aceptó el cambio de protocolo del oficialismo y viajó desde La Rioja, cumpliendo los protocolos para trasladarse, y ocupó un lugar en forma presencial.

La senadora María Clara Vega, del bloque Federal, participó en forma presencial de la sesión especial

Fue Rodríguez Machado quien arrancó la lista de oradores y no se privó de una ironía. “Mucho no ha logrado su objetivo porque ha nombrado como 15 veces al gobierno anterior y cinco veces a Mauricio Macri”, apuntó picante la cordobesa, que pidió explicaciones sobre 70 despidos en el PAMI y reclamó recursos nacionales para luchar contra los incendios en su provincia.

Según un acuerdo previo, el primer bloque de preguntas fue para la principal oposición: 14 senadores de Juntos por el Cambio tuvieron 5 minutos cada uno. En la segunda tanda se anotaron diez senadores del Frente de Todos que en forma proporcional al bloque que integran tienen 10 minutos para expresarse lo que da un total de una hora y 40 minutos.

Más allá de las preguntas enviadas por escrito, en forma oral hubo repreguntas como las de Mario Fiad respecto a la salida prevista para el aislamiento. Cuando Cafiero terminó de responder la primera ronda de consultas se oyó una voz masculina: “¡No me contestó!”. La modalidad prevista, que no permite intercambios, genera cierta monotonía y la posibilidad de elegir cuánto y qué contestar.

Como dijo el propio Cafiero, se salió “un poco de libreto”. “Este es un ámbito de debate y creo que puedo ser franco: me voy un poco de libreto pero ya que la senadora Verasay me preguntó cómo veo a la oposición… yo creo que la oposición, si no baja los decibeles, si no deja y se aleja del discurso del odio, va camino a convertirse en una ultraderecha antidemocrática y ultraderecha minoritaria. Me parece que esta suerte de terraplanismo político que están tratando de agitar no lleva a ningún lado, este terraplanismo que quiere discutir sobre libertades, hasta incluso le discute a la ciencia cuestiones lógicas y válidas y comprobadas; me parece que no es el camino”, dijo, y terminó así sus respuestas a la oposición.

Antes había dado cifras y datos con varias comparaciones respecto a la gestión macrista. Habló por ejemplo sobre los incendios. Repitió que “en el 2019 el presupuesto para el manejo del fuego era de $283 millones y se redujo y quedó en 245, para el 2020 iniciamos con $245 millones de pesos porque prorrogamos el presupuesto 2019 y lo subimos y ampliamos a $727 millones”. Señaló el punto como un ejemplo. “Hemos aumentado ostensiblemente el presupuesto; si hay una emergencia no vamos a llamar a rezar, lo que vamos a hacer es ocuparnos del tema y del problema”, volvió a aludir al macrismo. “El plan de manejo del fuego se ha aumentado 260%”, agregó, y responsabilizó a la Justicia por la falta de respuesta frente al dato que presentó: “El 95% de los incendios son intencionales”.

Respecto a los despidos del PAMI, aseguró que “solo se han modificado cargos políticos de la gestión, ninguno es empleado de planta del organismo, lo que se ha hecho es reemplazar los cargos políticos del área”.

Como ocurrió en paralelo en el recinto de Diputados, hubo reclamos por los problemas de circulación entre las provincias, especialmente al caso de San Luis. “La circulación entre las provincias está garantizada, el Ministerio de Seguridad de la provincia de San Luis estuvo en conversaciones con el Ministerio del Interior y han trabajado para destrabar y vehiculizar el corte con los productores agropecuarios que no podían transitar. Mañana viajan funcionarios de interior para terminar de rubricar el acuerdo”, anticipó.

Laura Rodríguez Machado

También defendió la compensación a pequeños productores a requerimiento del entrerriano Alfredo de Angeli; y calculó que “los jubilados perdieron 19,5% después de aprobar la fórmula de Macri” mientras que este año “en términos reales hay un aumento de las jubilaciones reales del 7,6%, un beneficio que llega a seis millones de jubilados”, le contestó a Elías de Pérez.

Sobre los subsidios al transporte, que describió 185% más altos que en 2019, se comprometió a averiguar y evaluar si hay algún tipo de demora en las transferencias.

También habló sobre los tres candidatos a la Cámara Electoral: “Cumplían los requisitos de idoneidad técnica para el cargo pero sólo uno tenía experiencia como juez con competencia electoral, es de destacar que los puntajes son todos bastante similares, este concurso se terminó en el 2018. A mí me gustaría también saber si durante el 2018 y el 2019 la senadora reclamaba a mi antecesor que enviara el pliego al Senado”, increpó nuevamente a la oposición, que consultó por la exclusión de Alejandra Lázzaro y la elección del tucumano Daniel Bejas, ex apoderado del PJ.

Sobre los reproches por su alusión al pasado reciente explicó: “Si no sabemos de dónde venimos y dónde estamos, ¿cómo vamos a explicar adónde queremos ir?”.

Desde el Frente de Todos llegaron preguntas más amables, por ejemplo de la puntana María Eugenia Catalfamo, que agradeció la ayuda contra los incendios y destacó el trabajo del personal de San Luis para atender todos los pedidos de ingreso a la provincia.

“Nada alcanza, pero quiero agradecerle en nombre del pueblo de Río Negro el trabajo que están haciendo, vemos qué están haciendo para sacar al pueblo de esta crisis”, expresó la barilochense Silvina García Larraburu, que pidió información sobre la ayuda a los trabajadores temporarios, del turismo por ejemplo, y también reclamó trabajar “mancomunadamente, sin mezquindades, necesitamos una oposición que esté a la altura de las circunstancias”.

Fuente: Infobae

Comentar esta noticia

Deja un comentario

Política

Omar Perotti reglamentó la ley de paridad y fijó la fecha para las próximas elecciones en Santa Fe

Los comicios se harán en simultáneo con los nacionales y será con paridad en las listas, según los decretos rubricados por el gobernador este viernes.

Published

on

Santa Fe ya tiene fecha para las elecciones legislativas de este año y será con un hecho histórico para el movimiento de mujeres, ya que por primera vez habrá paridad en las listas de candidatos. Así quedó establecido a través de los decretos que firmó el gobernador Omar Perotti este viernes.
El decreto N° 0281, que lleva la firma del mandatario, convoca a elecciones Primarias, Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) en territorio provincial para el 8 de agosto de 2021, mientras que las generales se realizarán el 24 de octubre, en consonancia con los comicios nacionales. Santa Fe deberá renovar este año cuerpos legislativos municipales y comunales, y elegir presidentes comunales e intendentes, estos últimos en 14 ciudades. También elegirá diputados y senadores nacionales, en lo que representa una renovación parcial de bancas en el Congreso de la nación.

Además, este proceso electoral contará con un ingrediente largamente esperado por sectores que luchan por los derechos de las mujeres. La ley de paridad también fue reglamentada este viernes y, de esta manera, los partidos políticos y frentes electorales estarán obligados a presentar listas 50% mujeres y 50% varones. La ley N° 14.002 sancionada el año pasado por la Legislatura santafesina establece el principio de paridad de género en la composición e integración de los poderes Legislativo, Ejecutivo y Judicial, partidos políticos, entes públicos o con participación estatal, y asociaciones, consejos y colegios profesionales.

Con la reglamentación de la normativa, las listas de precandidatos y candidatos a concejales y miembros de comisiones comunales deberán reflejar la paridad de género. En la misma sintonía, los postulantes en las Paso y las generales para ocupar bancas en el Congreso también respetarán la igualdad, en concordancia con la ley nacional N° 27.412.

Simultaneidad

La decisión de realizar las elecciones legislativas 2021 en forma simultánea con las nacionales había sido anticipada días pasados por el ministro de Gobierno, Roberto Sukerman, quien avanzó un poco más ante la posibilidad de que la Casa Rosada logre acordar con la oposición la suspensión de los comicios por un mes. El funcionario aclaró que, en caso de que Nación postergue la fecha de las Paso y las generales, Santa Fe hará lo mismo para mantenerse en la misma sintonía y evitar llevar tantas veces a las urnas a los ciudadanos.

Fuente: AIRE DIGITAL

Continuar Leyendo

Política

El Gobierno confirmó que empezará a trabajar en un proyecto de ley para posponer las PASO para el 12 de septiembre

Fue luego de la reunión con Juntos por el Cambio. Las generales serían el 14 de noviembre. “Wado” De Pedro afirmó que la iniciativa para suspender las Primarias “no estuvo en discusión”

Published

on

Luego de la reunión entre el oficialismo y la oposición, Sergio Massa y Eduardo “Wado” De Pedro confirmaron en conferencia de prensa que el Gobierno comenzará a trabajar en un borrador de proyecto de ley para que las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias previstas para el 8 de agosto se posterguen para el 12 de septiembre y las generales del 24 de octubre se celebren el 14 de noviembre.

“El compromiso del Ministerio fue que mañana mismo presentamos un borrador que corre un mes, un borrador que estuvimos consensuando con el Poder Judicial. Las posibles fechas son el 12 de septiembre y el 14 de noviembre. Con esas fechas ganamos un mes. Hay un proyecto de ley para suspender, ese proyecto no estuvo en discusión”, aseguró De Pedro.

Con este anuncio el Ejecutivo le dio el visto bueno a, tal como había adelantado Infobar, el pedido de la oposición respecto a que la modificación de la fecha de las elecciones sea a través de un proyecto de ley que presente el Frente de Todos.

Consultado sobre los cambios en el sistema electora, el ministro de Interior señaló que “se conversaron esos temas. Lo que tenga que ver con discusiones de modificaciones al sistema electoral, y reforma más profundas tiene que ser discutidas fuera de este calendario electoral. Se mostró una buena volutad de los dos lados para despues de la eleccion costituir una comisión entre el ministerio y el parlamento para mejorar el sistema”.

Por su parte, Massa sostuvo: “Quedamos en hacer una segunda reunión con los bloques de los partidos que no son Juntos por el Cambio: la Izquierda y los partidos provinciales. Lo que pretendemos es buscar un consenso general con garantías de participación democrática. Los políticos tenemos que tener la inteligencia de resolver nuestro problemas sin involucrar a la gente, es una gesto de madurez que la gente espera”.

Asimismo, el Ministro del Interior adelantó que hay un plan para vacunar a los mayores de 60 que participan del armado y del proceso electoral.

Un punto no menor que explicó De Pedro es que la modificación del plazo de las PASO incluyen también los cambios en el resto del cronograma electoral. Esto significa que se “atrasa” un mes el plazo para presentar las listas y los candidatos.

Por el lado de la oposición, el presidente del interbloque de Juntos por el Cambio Mario Negri señaló que fue “una reunión madura. donde planteamos fundamentalmente nustras dudas. Para JxC el cambio de reglas electoral es una tema muy sagrado en la Costitucion y nosotros lo queremos cuidar. El minsitro se comprometió a que el sistema de PASO está vigente”.

“No vinimos a firmar nada hoy, solo a escuchar. Se comprometió el ministro a mandar mañana un borrador de un proyecto para consensuar. Vamos a seguir conversando y vamos a trasladar a la Mesa nacional de JxC la propuesta cuando esté lista, para dar respuesta”, agregó.

“El ministro nos transmitió dos fechas posibles. La PASO sería el 12 de septiembre y las generales el 14 de noviembre”.

El diputado Cristian Ritondo dijo que plantearon “tres propuestas concretas: La boleta única de papel, el ministro nos dijo que el proceso licitatorio ya está lanzado. Planteamos la necesidad de devolver el voto postal de los argentinos en el exterior y que los efectivos de las Fuerzas Armadas que el día de los comicios esté en funciones puedan sufragar en la mesa más cercana”.

Por su parte Juan López explicó que “lo importante para JxC es respetar los procesos y a partir de mañana se presentará el proyecto de ley del oficialismo y ahí sabremos si se cumplen los procesos. Los cambios se hacen por ley, este es el momento para poder tratar una norma así, y esa ley se tendría que votar antes de los primeros días de mayo. Lo que se cambie en los próximos 30 días es lo que se aplique a todos los argentinos durante este año”.

Negri adelantó que el proyecto que enviará el Gobierno “se va a girar a la mesa de Juntos por el Cambio y vamos a tener una reunión.

Del encuentro participaron por el oficialismo, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, el ministro del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro, y las diputadas Cecilia Moreau y Cristina Álvarez Rodríguez. Por la oposición están Cristian Ritondo (PRO), Mario Negri (UCR) y Juan Manuel López (Coalición Cívica).

Fuente: INFOBAE

Continuar Leyendo

Política

El Senado convirtió en ley la reforma de Ganancias y el cambio en el Monotributo

La iniciativa que beneficiará a más de 1.267.000 de personas obtuvo su aprobación en la Cámara Alta. Eleva el piso de tributación a 150 mil pesos de salario bruto mensual y fue sancionada con 66 votos a favor y una abstención.

Published

on

El Senado aprobó este jueves por la noche la ley que reforma el impuesto a las Ganancias y lleva el mínimo no imponible a 150 mil pesos mensuales brutos y el cambio en el régimen de monotributo, tras un extenso debate con reproches cruzados, a pesar del consenso alcanzado sobre el tema.
Con 66 votos a favor y una abstención (de Esteban Bullrich, del PRO), la Cámara alta convirtió en ley ambas iniciativas, aunque el punto central del debate fue el tema Ganancias, impulsado por el Gobierno que estima que el nuevo esquema beneficiará a cerca de 1.500.000 trabajadores y alrededor de 400 mil jubilados que actualmente tributan. La nueva norma eleva el mínimo no imponible a 150 mil pesos brutos y, en el caso de los jubilados, comenzará a pagarse a partir de los ocho haberes mínimos y ya no de los seis, al tiempo que contempla nuevas exenciones.

En este punto, deja de estar alcanzado el sueldo anual complementario de quienes ganen hasta 150 mil pesos y también salario que perciban los trabajadores en relación de dependencia en concepto de bono hasta un monto equivalente al 40% de la ganancia no imponible cuando la remuneración bruta no supere los 300 mil pesos mensuales. Además, prorroga hasta el 30 de septiembre de 2021 la exención para las remuneraciones por guardias y horas extras a los profesionales, técnicos auxiliares (gastronomía, maestranza y limpieza) y personal operativo de del sistema de salud y recolectores de residuos en virtud de la emergencia sanitaria. La ley amplía la deducción para cónyuges, al alcanzar a dos personas convivientes que compartan una relación afectiva pública, notoria y estable independientemente del género de ambas, y establece que las asignaciones mensuales y vitalicias de los ex presidentes y vicepresidentes van a estar alcanzadas por el impuesto. El Ministerio de Trabajo estima que alrededor de 1.300.000 trabajadores dejarán de pagar este impuesto y otras 200 mil personas, cuyos ingresos estén entre los 150 mil y los 173 mil pesos, verán reducida la carga tributaria actual a través de una deducción especial.

El debate

A pesar del consenso en torno a la aprobación de la ley, durante el debate el Frente de Todos criticó los resultados económicos de la gestión del ex presidente Mauricio Macri y machacó sobre «el incumplimiento de la promesa de campaña de que nadie iba a pagar el impuesto a las ganancias». Por su parte, la bancada de Juntos por el Cambio calificó el proyecto como «un parche» y un «alivio» frente a la situación económica del país y señaló que beneficia a un sector de la sociedad que no es mayoritario. El cordobés Carlos Caserio (Frente de Todos) sostuvo que «en algunas campañas se prometió la eliminación del impuesto a las ganancias y a pesar de la difícil situación heredada, es el presidente Alberto Fernández quien vino a solucionar este tema». El pamepano Daniel Lovera (Frente de Todos) afirmó que con esta ley «solo van a pagar el 7% de las personas trabajadoras y el 2,4% de las personas jubiladas» y marcó como contraste que «en cuatro años de la gestión anterior las personas alcanzadas pasaron del 10% al 24%, una de cada cuatro pasaron a pagar Ganancias».

A su turno, la mendocina Anabel Fernández Sagasti, negó que la ley sea «un parche» y subrayó: «No es un ‘alivio’ para los que ganan 150 mil pesos como se dijo, es un alivio para los que ganan de 90 mil a 150 mil, porque hoy el piso es 90 mil». «Yo sé que el tema del impuesto a las ganancias es muy caro para Juntos por el Cambio porque fue una estafa electoral y política», agregó la senadora oficialista. El jefe del interbloque Juntos por el Cambio, Luis Naidenoff, remarcó que «42% de los argentinos está en la pobreza» y señaló: «Acompañamos por el alivio, pero cada vez se profundiza más la brecha. Piensen políticas y no un parche con mirada electoral». El riojano Julio Martínez, del mismo bloque, devolvió las críticas al oficialismo al remarcar que en 2007, cuando inició el gobierno de la actual vicepresidenta Cristina Kirchner, 650.000 personas pagaban Ganancias y en 2013 se llegó a tres millones.

«Estamos vistiendo de épica algo que es un alivio, pero para un sector muy chico de la Argentina, para el 5% de los trabajadores que están dentro del 10% de los que más ganan», afirmó a su turno el porteño Martín Lousteau. La cordobesa Laura Rodríguez Machado apuntó que «el Gobierno empezó a bajar un impuesto pero no tiene un programa para bajar la carga tributaria como sí lo tuvo la gestión de Macri». Por otra parte, la nueva ley sobre monotributo apunta a resolver el problema de la actualización surgido de la suspensión del índice de movilidad previsional anterior y a generar un puente para la transición al régimen general. El punto clave de esta iniciativa es que aquellas personas que fueron excluidas del régimen de monotributo en 2019 y 2020 podrán volver si se excedieron en la facturación por hasta el 25% de su escala, pagando una diferencia, mientras que quienes se hayan pasado por arriba de ese 25%, pasarán al régimen general, pero con quitas y reducción de Ganancias y de IVA.

Fuente: AIRE DIGITAL

Continuar Leyendo

Tendencias