Sigamos conectados en Redes Sociales

Coronavirus

Qué dijo el director del Iturraspe sobre la muerte por covid de Lara Arreguiz

El fallecimiento de la joven de 22 años, que era diabética e insulinodependiente y padecía coronavirus, conmovió a la sociedad santafesina. El triste desenlace expuso la saturación del sistema sanitario en pandemia.

Published

on

La muerte de Lara Arreguiz, una joven de 22 años diabética e insulinodependiente que padecía coronavirus, expuso el colapso que atraviesa el sistema sanitario en la ciudad de Santa Fe en medio de la segunda ola de coronavirus. La foto de la chica acostada en un pasillo en el Hospital Iturraspe nuevo mientras esperaba a ser atendida en la guarda, tras no tener respuesta en el Protomédico, fue difundida por su familia después de su fallecimiento que se dio esta semana en el Iturraspe viejo, donde permanecía internada en área crítica. El director del nuevo efector del norte de la ciudad, Francisco Villano, reconoció las limitaciones del sistema de salud que se encuentra saturado ante la alta demanda, pero destacó que a pesar de esto «Lara tuvo una cama, fue atendida y estuvo en una institución pública».

La mamá de la joven, Claudia Sánchez, relató este domingo en Aire de Santa Fe que cuando estuvieron en la guardia del Iturraspe nuevo debieron esperar varias horas y su hija se sentía mal y quería acostarse, pero no la dejaron hacerlo en una camilla que estaba en el lugar y terminó descansando en el piso. Sobre esta situación, Villano explicó que el uso de camillas debe cumplir con un estricto protocolo. «Yo no se si el paciente es covid o no covid y si el que estuvo antes era también covid o no. No hay que mezclar esas situaciones. Un sector covid para volver a ser utilizado necesita una higiene que en el caso de una camilla lleva entre 15 minutos y media hora; y para una habitación es de dos horas para que pueda ingresar un sospechoso que puede ser no covid», detalló.

Ante esta respuesta, fue Sánchez, la mamá de la joven, quien se comunicó con el mensajero de Aire durante la entrevista para repetir que durante el tiempo de espera en el efector la camilla no fue desinfectada. El director del hospital reconoció que «todo es perfectible», que hay protocolos que están escritos y se deben respetar y prefirió no entrar en una polémica. «Quizá uno tiene una visión personal, y hay cosas que se hacen en el hospital muy bien», agregó. Villano admitió las limitaciones del sistema sanitario en medio de la pandemia, pero aclaró que la joven fue atendida. «Puede ser que hayamos fallado y si fallamos hay que corregir. Pero Lara tuvo su cama, fue atendida y estuvo en una institución pública», sentenció.

La guardia saturada y con pocas camas

Sobre las demoras en la atención en el efector, Villano explicó que hoy la guardia del Iturraspe atiende 250 consultas diarias –entre pediátricas y de adulto–, de las cuales el 25% son pacientes febriles respiratorios con síntomas de covid, por lo cual se transforman en pacientes sospechosos. «Más de 50 a 60 pacientes diarios hay que evaluar de forma exhaustivas y tratar de no mezclarlos con otras áreas de pacientes, un protocolo que hace que el trabajo sea muy intenso», indicó. En este sentido, el médico comentó que «la gente llega con carga de angustia y desesperación» y «todos quieren una atención inmediata y urgente, y es entendible», pero para que las guardias no se saturen recomendó primero llamar al 0800-covid (0800-555-6549) para ser evaluados por un médico que definirá su atención necesaria o derivación. «No hacer la consulta espontánea, para que haya un distinto orden. Porque si tenemos fiebre y dolor de garganta o tos y vamos a la guardia, esa guardia no va a dar la respuesta que se necesita. El paciente debe ser direccionado por un sistema ambulatorio para que llegue al hospital el que tenga una situación más crítica», pidió.

Recordó además que en los últimos días han tenido «cero camas disponibles» en terapia intensiva, con pacientes internados con respirados en la guardia central del efector. «Son situaciones difíciles que se viven en el hospital», agregó. Confirmó que en la mañana de este lunes feriado, solo había dos camas libres en terapia para pacientes con coronavirus, de 40 que tienen en total; y cuatro de internación general, de 38. En la ciudad capital, entre todos los hospitales, solo quedaban cuatro camas críticas disponibles.

Fuente: AIRE DIGITAL

Click to comment

Deja tu comentario