Sigamos conectados en Redes Sociales

Espectáculos

Nahuel Pennisi: “La pandemia me llevó a salir de mi zona de confort”

El compositor estrenó “Renacer”, su tercer álbum, en el que apuesta a un cambio en su sonido folklórico.

Published

on

Nahuel Pennisi está contento. Desde Tucumán, donde vive junto a su mujer y su hijo recién nacido, el compositor se muestra agradecido mientras modula sus auriculares a través de una pantalla de Zoom.

Con su tercer disco, Pennisi confirma todo lo bueno que se viene hablando (y escuchando) de él desde que comenzó su carrera, tras cantar durante años en la peatonal Florida. Renacer es un álbum con el que experimenta un cambio radical en su sonido pero sin perder la esencia de música de raíz característica en su canto.

El año pasado lo había comenzado domando al “monstruo” en el Festival de Viña del mar, consagrándose ganador con su canción “Avanzar”, que dejó mudo al público indomable y lo erigió como el cantautor a seguir en Latinoamérica.

-¿Qué indica este “Renacer” en tu carrera?

-Es un disco que viene a cerrar un círculo. En este tiempo, renací en un montón de aspectos: emocionalmente, con la llegada de mi hijo; Artísticamente, con la participación en el festival de Viña del Mar, que fue un impulso para mi carrera; Y con esta pandemia, donde todos nos encontramos con esto de acomodarnos a la nueva era, salir de la zona de confort y tratar de acostumbrarnos a las nuevas reglas de lo virtual.

-¿Cuántas de las experiencias vividas en la pandemia quedaron marcadas en el disco?

-La vivencia de convivir con mi hijo y mi familia es genial pinta el disco de la mejor manera. Con lo creativo quedó plasmado porque tuvimos que buscarle la vuelta a la grabación durante el confinamiento, limpiar las canciones. El disco tardó un poco más de lo esperado pero hoy cobra un sentido más profundo porque pudo salir y llegamos a terminarlo.

-¿Hubo una decisión consciente de moverse hacia el pop?

-La música me disparó a un montón de lugares, sobre todo para poder explorar un montón de sonidos nuevos, diferentes ritmos e improntas, pero todo hecho con mi identidad, con mi ADN. Más allá de eso de abrir caminos a otro lado, se mantiene lo radical: mantener la música popular y el folklore argentino. Es un disco versátil y con matices, un poco más pop y para afuera, pero también que mantiene las bases.

-¿La colaboración de Abel Pintos la tuviste en mente al momento de componer?

-Fue fluyendo todo. Tengo una buena relación, nos mantenemos en contacto, y cuando terminé este tinku pensé en qué lindo sería compartirlo con Abel. Lo recordé por lo que canta, lo que siente, y esta canción es la que mejor podríamos haber hecho porque tiene un clima de alegría y en el que se celebra la música.

-Los dos estaban atravesando un momento personal similar, vos con tu primer hijo y él esperando el nacimiento del suyo.

-Después de que se grabó la canción, pensaba en que podría ser una canción escrita para un hijo y cada uno interactuar desde su lugar de padres agradecidos. En la música se puede ver que somos dos almas que conectamos con el sentido de hacer y agradecer la música.

-¿Se revalorizó la música en vivo ante la imposibilidad de vivirla?

-Tiene mucha conexión lo que vivimos y cómo entra la música en esta virtualidad. Todos aprendimos a convivir con el formato y adaptarnos para poder sacarle provecho. Cuando yo estoy haciendo un concierto por streaming no estoy con el público frente a frente pero sí lo tengo conmigo en el corazón. Es la forma para que yo conecte conmigo mismo y esa energía brindársela a la gente.

-¿El impulso del festival de Viña del Mar te abrió las puertas al extranjero?

-Fue importante y de lo más especial que viví. Tenía el interrogante sobre cómo me iba a ir frente a un público tan exigente y estoy contento con el resultado.

Fuente: La Viola / TN

Click to comment

Deja tu comentario