Sigamos conectados en Redes Sociales

Coronavirus

La ONU advierte que la pandemia en la Argentina dejará 58% de pobreza y una caída de más de 8 puntos en el PBI

Publicado hace

|

El organismo dio cifras sobre el impacto negativo del COVID-19 en la economía del país. Se perderían entre 750.500 y 852.500 empleos en 2020.

Al mismo tiempo que la Argentina camina sobre el delgado hilo del aislamiento que le permitió evitar un colapso sanitario, la economía comienza a mostrar los primeros números rojos de la crisis por la pandemia de coronavirus. Ante este escenario, la ONU advirtió que la pobreza podría superar el 58 por ciento a finales de 2020. El PBI caería 8 puntos y, de producirse un rebrote, podría llegar a 10.

En conferencia de prensa, el organismo presentó un análisis inicial de la situación y alertó sobre el «grave impacto que tuvo la pandemia por COVID-19 en la Argentina», en base a la información oficial que cedió el Gobierno.

«El informe arroja una imagen preocupante y alarmante. Se trata de una crisis global, inédita e inesperada sobre un país que está ya afectado por grandes desafíos», comenzó Roberto Valent, coordinador residente de las Naciones Unidas en la Argentina.

Valent destacó la rápida respuesta que tuvo el Gobierno para contener los contagios. Sin embargo, no pasó por alto que la Argentina atraviesa «una crisis alimentaria, socio sanitaria y productiva» previa a la aparición del virus. En el mapa de situación ubicó la negociación de la deuda externa.

«Para millones de argentinos las consecuencias de la pandemia son dramáticas y lo viven en carne y hueso, día a día», dijo el representante de la ONU que prevé «mayor contracción económica, perdida de empleo y aumento de la pobreza».

Los más golpeados serán los grupos más vulnerables. Sobre todo, los niños y niñas y adultos mayores que viven en las zonas más carenciadas del país. Valent llamó la atención sobre la exacerbación de la discriminación hacia los más desprotegidos de la sociedad.

El escenario no es para nada alentador. Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), la economía argentina caería un 8,2% en 2020 si la pandemia se controla, y hasta un 10% en caso de que se registre un segundo brote de coronavirus en el país.

En el segundo semestre de 2019, la pobreza afectaba al 53% de los/las niños/as, y podría escalar al 58,6% hacia fines de 2020, según UNICEF.

De acuerdo con las proyecciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) realizadas en base a distintos escenarios de caída del PBI, se perderían entre 750.500 y 852.500 empleos en Argentina en 2020.

Pedro Americo Furtado de Oliveira, director del OIT en el país, mencionó que el COVID-19 afectó a todos los sectores pero se sintió más fuerte en la industria de comercio, los productos no esenciales, la construcción, servicios sociales, el transporte, hotelería, el servicio doméstico y el turismo.

«La pandemia puede aumentar la tasa de incidencia de la pobreza del 35,6% al 40,2% de la población sin transferencias sociales. Si se consideran las medidas de apoyo a los ingresos, aumentaría al 39,6%», estimó Oliveira que, a su vez, detalló que hay 1.200.000 personas que están buscando trabajo.

En la actualidad, en la Argentina 11 millones de personas reciben asistencia alimentaria. Tres millones más que antes de la pandemia.

La continuidad del aislamiento

Pese a las críticas, el Gobierno sostiene que el Aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO) «fue un acierto». «Evitó que el colapso del sistema sanitario», destacó la titular del Consejo Nacional de Políticas Sociales Victoria Tolosa Paza al inicio de la charla con los miembros de la ONU.

La funcionaria señaló que «el 85 del país se encuentra en total normalidad». Tolosa Paz advirtió que todavía falta atravesar «el drama más grande» en el AMBA. Se refiere al posible pico de casos en la zona más densamente poblada y productiva de la Argentina, a la vez que reconoció las dificultades económicas que trae el párate no solo para la región metropolitana, sino también para todo el país.

«Por su puesto que habrá consecuencias, pero hay un Estado que se hace cargo. La mayoría lo entiende», dijo.

El informe de la ONU coincide en que «si se levanta la cuarentena, aumenta la probabilidad de propagación de un virus no controlado».

En ese sentido, Maureen Birmingham, representante de Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud en Argentina, consideró que «la Argentina fue ejemplar en su respuesta por su abordaje multisectorial, por su liderazgo y agilidad en un contexto de incertidumbre. También por el alto compromiso comunitario». La especialista «se sacó el sombrero» ante los argentinos en este aspecto.

Y, aunque en un principio permitió aplanar la curva y preparar el sistema sanitario para una crisis mayor. «Sabemos, por experiencia en otros países, que si se relajan las restricciones, el virus sigue presente y va a volver. Es lo que está pasando en la Argentina ahora».

«Para evitar un disparo descontrolado, mientras se relajan las restricciones, hay que aplicar otras medidas para poner presión al virus y romper las cadenas de transmisión: el escalamiento y la intensificación de la vigilancia para saber a dónde está el virus, el testeo de casos sospechosos, la atención y el aislamiento. Y, por otro lado, un exhaustivo seguimiento de cada contacto estrecho que deberán hacer la cuarentena de 14 días para evitar más contagios».

«En la Argentina, este escalamiento es urgente», advirtió, y pidió a la comunidad seguir haciendo su parte: el cuidado de la higiene, el distanciamiento físico lo máximo posible y, cuando sea necesario, una cuarentena. «Esta arquitectura de salud pública necesita una inversión. Sí, cuesta; pero cuesta mucho menos que un cierre de la economía, que es la alternativa».

«Estás medidas permiten abrir de forma paulatina, equilibrada y cautelosa la economía», resumió Birmingham.

Género y educación

La ONU hace párrafo aparte con la situación de vulnerabilidad de las mujeres. En primer lugar, llama la atención sobre el recrudecimiento de la violencia de género en el contexto del aislamiento. Según el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad, la línea 144 recibe un 39 por ciento de llamados diarios más que antes de la cuarentena.

«Un fenómeno que preocupa es un posible aumento de la trata de personas con fines laborales y sexuales. Las redes de tráfico pueden aprovecharse de las necesidades producto de la crisis de la pandemia», indicó Florence Raes, representante de ONU Mujeres.

El estudio del organismo indicó que «la interrupción de la escolaridad presencial también da lugar a otras pérdidas más difíciles de medir, como los cambios en las tareas de cuidado al interior de las familias y la disminución de la productividad económica. Esta situación recarga las tareas domésticas y de cuidado al interior de los hogares, y profundiza las desigualdades existentes entre mujeres y varones debido a la persistencia de la división sexual del trabajo.

Los datos de la Encuesta COVID-19 indican que el 51% de las mujeres manifiestan estar sobrecargadas, que el apoyo para realizar los deberes es principalmente realizado por las madres (68%), solo en un 16% la ayuda proviene de los padres y otro 16% de los hogares destacó la participación de ambos progenitores.

En los hogares de menores ingresos el apoyo para la realización de las tareas escolares recae aún más en las madres (76%) mientras que la presencia de los padres en esta función disminuye (10%).

Por otro lado, preocupa las dificultades que se presentan en el acceso a los anticonceptivos tanto por la vía del abastecimiento y provisión pública como por las dificultades de las mujeres para adquirirlos con sus propios recursos en farmacias.

El informe señala que seis de cada diez mujeres que discontinuarán el uso de anticonceptivos en el país lo harán afectadas por una retracción de los ingresos familiares. Mientras que 4 de cada diez mujeres que, durante la pandemia discontinuarán el uso de anticonceptivos modernos, lo harán por dificultades de aprovisionamiento en los servicios públicos de salud.

Según el organismo, hubo un incremento de embarazos adolescentes.

Sobre la Educación, el documento destaca: «Desde una perspectiva social, la crisis muestra otras aristas cuyo impacto aún cuesta medir, pero sin duda tendrán importantes efectos negativos al corto, mediano y, quizás, largo plazo. Para comenzar, se han interrumpido las clases presenciales, lo cual implica un retraso en el cumplimiento de los planes de estudio de niñas, niños y jóvenes»

Luisa Brumana, representante de UNICEF, señaló que existe una brecha entre el 81 por ciento de los hogares que tuvieron actividad escolar durante el aislamiento y el porcentaje que no pueden acceder a Internet y/o a los dispositivos para poder asistir a clases virtuales.

Por último, Naciones Unidas vislumbra una oportunidad para lograr un cambio sustentable a partir de la crisis por la pandemia.

Las emisiones de gases de efecto invernadero de la Argentina registra un 0,1 del total a nivel mundial, explicó Mauricio Valdes, representante local del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

El especialista cree que el país debería aprovechar este aspecto y encaminarse «hacia una transición hacia las energías limpias».

La salida a la crisis

Para la ONU, la Argentina tiene la capacidad humana y de recursos para mitigar los efectos de esta pandemia y construir una recuperación sólida, basada en un desarrollo sostenible e inclusivo.

«La respuesta necesitará ser multidimensional, amplia y coordinada con el fin de incluir a los diversos sectores y grupos poblacionales que componen la sociedad argentina. A su vez, debe comprender las necesidades, prioridades y capacidades específicas de mujeres, hombres, niñas y niños en toda su diversidad. Será una responsabilidad compartida y solidaria».

Fuente: TN

Comentar esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Coronavirus

Martorano dijo que Santa Fe es el epicentro de la pandemia y que va a superar «largamente» los 100 mil casos

La ministra de Salud aseguró que se esperan varias semanas «complicadas» en la provincia. Desestimó volver a fase 1 de la cuarentena y habló de medidas creativas para disminuir la movilidad y así evitar contagios. Pero planteó que hoy todo depende del comportamiento individual y llamó a la población a respetar las restricciones y extremar cuidados.

Published

on

“Santa Fe es epicentro de la pandemia a nivel nacional”, confirmó la ministra de Salud, Sonia Martorano, en una entrevista por Aire de Santa Fe ante el aumento de casos de coronavirus en la provincia que hoy tiene al límite al sistema sanitario. Sostuvo que se van a superar «ampliamente» los 100.000 casos en el territorio provincial y que hoy se observa un importante aumento de contagios en el centro-norte. Descartó volver a fase 1 de la cuarentena ante el pedido de sectores de Salud de activar el botón rojo y habló de medidas «creativas» para disminuir la circulación y evitar contagios para amesetar la curva. Dijo que todo depende del comportamiento ciudadano y de la conciencia social en el acatamiento de las medidas.
«Ese momento para el que nos preparamos y decíamos cuándo llega se fue retrasando y es el que estamos cursando ahora. Hasta cuántos números vamos a llegar no sabemos. Pero tocamos los 3.000 casos por día y en los últimos 14 el promedio es de 2.200 casos diarios. Si se sostiene en ese número podemos decir que estamos en un número de casos alto y esperamos que se amesete para que luego comience a descender. Pero en Buenos Aires tardó seis semanas. Uno cree que va a ocurrir los mismo», detalló Martorano en diálogo con los periodistas José Graells y Facundo González en Algo que decir. Con 1.923 nuevos casos en las últimas horas, la provincia ya supera los 93.000 desde el inicio de la pandemia.

Situación epidemiológica

En esta línea la funcionaria insistió en que la curva de contagios en la provincia sigue la curva nacional y que estiman que en Santa Fe se registrará un 10% de los casos totales del país. «Si la curva nacional supera el millón largo, vamos a seguir en un 8,5% o 10%, y vamos a superar largamente los 100 mil casos», señaló y vaticinó: “Nos quedan una cuatro seis semanas complicadas”. Reconoció que en las estimaciones fueron superadas por una aceleración de la curva a nivel nacional que días atrás señaló que «sorprendió» a las autoridades nacionales con más de 1.000.000 de casos.

Anoche la provincia superó las 1.000 muertes por coronavirus; y casi 600 se registraron solo en lo que va de octubre. Al respecto la ministra reconoció que es un “montón” pero sostuvo que, a pesar de que aún la pandemia no terminó y que en términos futbolísticos todavía “se juega el primer tiempo”, la letalidad es “la más baja del país” con 1,08 y recordó que Caba y Amba hoy están por encima del 3%. «Nos preocupa, pero la letalidad es baja», dijo. Martorano recordó que en el territorio provincial, el epicentro del coronavirus es el sur y Rosario, pero advirtió que ven con «preocupación» que esa situación hoy se está trasladando al centro-norte. «Ayer -por el sábado a la noche- Santa Fe tuvo la mitad de casos que la ciudad de Rosario», indicó Martorano. La capital provincial sumó en el reporte de este sábado 371 casos y marcó un nuevo récord diario. Rosario sólo tuvo 676, cuando a diario los registros superan los 1.000 contagios.

Ocupación de camas

En este contexto siguen de cerca el porcentaje de ocupación de camas. Si bien la ministra destacó que hasta el momento se atendió a más de 93.000 pacientes y los que necesitaba una cama la tuvieron, hoy atraviesan un momento de alta ocupación y estrés del sistema sanitario. «En la provincia de Santa Fe el porcentaje de ocupación de camas críticas es del 80% al 85%. En Rosario es más alto, del 90%, pero como hay más camas articulando en sistema privado se puede sostener. En la ciudad de Santa Fe está entre el 80 y 85% y la realidad es que debería estar en un 70% porque es más bajo el número de camas», detalló la ministra y dijo que trabajan para ampliar la capacidad de asistencia en la capital provincial con refuncionalización de nuevas camas críticas en el nuevo Iturraspe y en el Cullen. Pero hizo un llamado al sector privado, que en la ciudad y por un convenio firmado en el inicio de la pandemia solo atiende pacientes de otras patologías, dejando la respuesta a la pandemia de manera exclusiva al público. «Hay regiones donde está articulado y otras donde cuesta y vaya por aquí nuestro llamando al sector privado. Si no se articula público y privado no hay salida posible. Las camas disponibles tienen que estar disponibles para la población», sentenció.

¿Botón rojo?

Ante la situación sanitaria el personal de Salud pidió esta semana a la provincia aplicar medidas restrictivas intermitentes, cortas y focalizadas para frenar los contagios y dar un respiro al sistema que trabaja al límite. Pero para la ministra la solución para esto son medidas «creativas» acompañadas de la responsabilidad y el compromiso ciudadano en el cumplimiento de las mismas y de los cuidados. «Ya no existe la fase 1, tenemos que ir pensando en medidas más creativas donde la gente pueda sumarse. Hay mucho cansancio en términos sociales y económicos. Hay que ir probando intentar disminuir la circulación sin generar tanto descaste social», sostuvo Martorano y destacó la importancia de la restricción de circulación a partir de las 20 horas y hasta las 6 de la mañana que rige en las ciudades de Santa Fe, Santo Tomé, Sunchales, Esperanza, Rafaela y las de los departamentos Rosario, San Lorenzo, Constitución, Caseros y General López. Dijo que esta medida ayuda a bajar no solo las posibilidades de contagios al permitir prevenir reuniones clandestinas, sino que también baja la accidentología que ocupa camas críticas que hoy son necesarias para la atención de la pandemia. Martorano sostuvo que más allá de toda medida, si no hay cambio en la «conducta social» no se va a poder controlar la pandemia y llevó esto al plano del «deber» de cada santafesino y argentino. «Lo nuestro es poder amesetar la curva y lo vamos a lograr entre todos con el autocuidado. Podemos volver a todas las restricciones, pero si se hacen fiestas hoy se van a seguir haciendo después», indicó y se mostró preocupada por la cantidad de eventos clandestinos que se registraron en la región este fin de semana. Reconoció que llevamos casi siete meses de pandemia y que puede haber cansancio en la población, pero recalcó que el momento de cuidarse «es ahora». «No cuesta nada usar el barbijo, y usarlo bien, y salir si es esencial. No es momento de generar posibilidad de contagios. A las reuniones hay que evitarlas», dijo.

Con información de: Aire Digital

Continuar Leyendo

Coronavirus

Perotti pone en marcha el ex hospital Iturraspe para la atención Covid

El gobernador junto a la ministra Sonia Martorano recorrieron las instalaciones que comenzarán a utilizarse para pacientes con coronavirus.

Published

on

Este martes por la tarde el gobernador Omar Perotti y la ministra de Salud Sonia Martorano realizaron una recorrida por el viejo hospital Iturraspe donde inauguraron las obras para la utilización de las instalaciones para pacientes covid.

De esta manera en el nosocomio funcionará el nuevo centro de emergencia que tendrá dos sectores de atención. Uno de ellos será en la Sala 6 que fue acondicionada con toda la infraestructura y los servicios necesarios. La misma, contará con atención de tres niveles. Esto es: atención primaria, pacientes internados y los de tercer nivel que requieren respirador artificial.

Por otro lado, también se llevó adelante el acondicionamiento donde antes funcionaba la maternidad. En este espacio también se brindarán tres tipos de atención: medio, intermedio, y de máximo riesgo.

Al respecto Martorano destacó que “en este momento tan álgido de la pandemia esto nos permite aumentar la capacidad operativa”

Camas y equipamiento

De esta manera, explicó que se incorporan 20 camas de terapia y 48 camas generales. “Prácticamente son 70 camas que incorporamos al sistema de salud desde mañana”.

Todas las camas generales cuentan con oxigenoterapia. Además está todo equipado con ecografía y equipo de rayos portátiles. «Vamos tener tecnología nueva y de punta que nos permite decir que el sistema de salud está más fortalecido».

En este sentido comentó que desde este miércoles comenzarán a ingresar pacientes no covid para descomprimir la atención en el resto de los efectores.

Octubre con pico de casos

Por su parte, el gobernador Omar Perotti indicó que “el pico llega fuerte en octubre” y en este sentido señaló que estos meses permitieron “sumar camas, sumar infraestructura, sumar equipo y sumar capacitaciones”.

Al respecto dijo que octubre va a ser duro “vamos a tener días de casos altos” debido a que el nivel de testeos también crece a su vez que la tasa de contagio. Por lo que «esperamos que todos los santafesinos y santafesinas estén preparados con su responsabilidad para acompañar este proceso».

Con información de: LT10

Continuar Leyendo

Coronavirus

El gobierno anuncia la apertura de algunas actividades y nuevas flexibilizaciones

En un anticipo, se informó que se habilitará la pesca deportiva y las actividades náuticas. Además, profesionales liberales y la administración podrán atender al público.

Published

on

Se espera que a media mañana, el Gobernador de Santa Fe, Omar Perotti realice el anuncio de las nuevas medidas para una nueva fase de distanciamiento social en el marco de la pandemia por el coronavirus.

En consonancia, Rubén Michlig, ministro de Gestión Pública anticipó que a partir del lunes, lo que comenzará a regir es “la continuidad del esquema de funcionamiento que teníamos hasta el día de hoy, por 14 días más, con algunas pequeñas modificaciones que tienen que ver con la actividad administrativa y profesional, con turnos; y la habilitación de actividades náuticas y pesca deportiva”.

Los profesionales liberales e inmobiliarias van a poder abrir sus puertas al público en horario contrario al bancario y con turnos previos. En cuanto a la actividad administrativa, también funcionará con la modalidad de turnos previos y a partir de las 13 horas.

En tanto, se mantendrá la restricción de circulación de 20 horas a 6 de la mañana, y se implementará un sistema de restricciones similares de los grandes conglomerados provinciales, en las localidades de Esperanza, Rafaela y Sunchales.

Por último, Michlig hizo referencia a la posibilidad de regresar a las escuelas. “Se viene trabajando, pero será para zonas rurales o localidades alejadas de centros urbanos donde no hubo casos o estos fueron mínimos” aseguró el ministro, mientras que aseguró que se espera ver “el comportamiento de la curva de casos para analizar el regreso en las grandes urbes, situación que hoy en día no la podemos imaginar”.

De esta forma, descartó que los anuncios que realizará la ministra de Educación Adriana Cantero alcancen a las grandes ciudades como Santa Fe y Rosario, sino que están destinados a las zonas rurales y del interior. “No podemos pensar en esas circunstancias en Santa Fe, Rosario y grandes urbes” concluyó.

Con información de: LT10

Continuar Leyendo

Tendencias