Sigamos conectados en Redes Sociales

Internacionales

Hierbas y «cirugías espirituales», remedios desesperados de enfermos venezolanos

Publicado hace

|

La falta de medicamentos, los precios exhobitantes y la debacle de la salud pública, empuja a hombres y mujeres a estas prácticas que, en algunos casos, llevan a la muerte.

Rodeado de imágenes religiosas en un cuarto lúgubre, el Hermano Guayanés asegura sanar mediante «cirugías espirituales» y hierbas. Muchos venezolanos terminan donde atiende este curandero o ensayando pócimas ante la escasez de medicinas o la imposibilidad de pagarlas.
El débil resplandor de velas ambienta la habitación, con dos camillas, que imita un quirófano. Con guantes de hule y túnica satinada, este espiritista menudo y jovial dice practicar 200 operaciones por semana.
«Uno va a los hospitales y no hay nada, no se consiguen medicinas o están carísimas. ¿Cómo va a hacer uno?», comenta a AFP Rosa Sáez, de 77 años, recién «operada» de un brazo. Asidua visitante, dice haber sido curada de los riñones en este «centro espiritual, uno de varios en la favela caraqueña de Petare a donde acuden enfermos golpeados por el alto costo de los medicamentos, algunos escasos hasta en 80%, según la privada Federación Farmaceútica.
En un altar repleto de imágenes de yeso que representan a «entidades espirituales», hay seis tijeras quirúrgicas que el «Hermano» zigzaguea sobre los «pacientes» acostados y con los ojos cerrados, sin herirlos. El olor a tabaco impregna la sala donde una colaboradora anota por orden de llegada. Risueña, aprovecha para venderles chocolates a los visitantes.
A la entrada, dos carteles les recuerdan a los devotos que deben llevar una vela y un tabaco, y pagar en efectivo, también escaso por una inflación que el FMI proyecta en 1.000.000% para 2019.
Los pacientes esperan para ser atendidos por el Hermano (Foto: MATIAS DELACROIX / AFP)
Antes de pasarlos al «quirófano», en cuyo umbral cuelga una vieja cortina, Carlos Rosales, verdadero nombre del «Hermano», ofrece consultas en una habitación contigua donde emite diagnósticos y receta hierbas y frutas.
Mientras le describen sus dolencias, dibuja rudimentarios bocetos de órganos humanos. Y con aires de maestro explica cómo funciona el cuerpo humano y qué está fallando. Luego los ausculta con un estetoscopio. «No estoy en contra de la medicina, pero lo mío es la botánica», sostiene.

«Medicina inalcanzable»

Pese a la crisis que redujo la economía a la mitad en cinco años, Lilia Reyes ha visto prosperar su negocio de hierbas en un concurrido mercado de Caracas, adonde acude cada vez más gente buscando paliativos incluso para el cáncer. «La mercancía no me da abasto», señala en su puesto aromatizado con manzanilla, una de las 150 hierbas que vende. 
La prodigiosa (Brickellia cavanillesii), la corteza de cambur manzano (plátano pequeño), la cúrcuma y la sábila (Aloe vera) están entre sus plantas favoritas.
Los más de 300.000 pacientes crónicos del país llevan la peor parte por un suministro irregular de medicamentos de alto costo, antes subsidiados por el gobierno socialista, enfrentado primero a la caída de los precios del petróleo -fuente de 96% de los ingresos- y luego al derrumbe de su producción.
La debacle, que detractores del presidente Nicolás Maduro atribuyen a malas políticas y a una corrupción descomunal, ha provocado que 7 millones de venezolanos -casi un cuarto de la población- requieran ayuda humanitaria urgente, según Naciones Unidas.
Si bien los «centros espirituales» forman parte de la cultura popular, la concurrencia ha aumentado «porque en Venezuela la medicina está inalcanzable», remarca el «Hermano», que toma sorbos de licor para complacer a las «entidades espirituales» que le otorgan sus dones.

Alternativa «letal»

En la estufa del restaurante que cerró hace tres años por la crisis, Carmen Galvis, de 58 años, prepara una infusión con hojas de higo para controlarse una «neuropatía diabética». Los analgésicos que necesita cuestan «demasiado» y aumentan cada semana por la hiperinflación. Un lujo con ingresos que apenas le permiten «sobrevivir». 
Con estas hierbas, Carmen Teresa prepara sus tés medicinales (Foto: MATIAS DELACROIX / AFP)
Necesita al menos cuatro para mantener a raya la diabetes, sin contar los cinco que toma su anciana madre, con Alzheimer, hipertensa, diabética y en cama hace más de un año por una fractura en el fémur. «¿Quién puede?», se pregunta Carmen, que reemplaza un fármaco para el colesterol con jugo de limón. «Sigo tomando mis pastillas, pero he reducido la dosis».
Sin embargo, el consumo indiscriminado de ciertas hierbas puede causar la muerte, advierte la doctora Grismery Morillo, quien cuenta que al hospital público donde trabaja llegan muchos pacientes con «insuficiencia hepática aguda por el consumo de la raíz de onoto».
Pero para Carmen las alternativas son escasas. «En los hospitales de Venezuela solo te ofrecen la cama».
por Margioni Bermúdez/ AFP
Comentar esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Internacionales

Chile decidió de modo rotundo dejar atrás la Constitución impuesta durante la dictadura

Miles de chilenos salieron esta misma noche a festejar masivamente en la Plaza Italia (lugar de encuentro y celebraciones de la capital chilena) el rotundo triunfo que permitirá iniciar el largo proceso para enterrar este legado político de Pinochet.

Published

on

La opción «Apruebo» al cambio de la Constitución se impuso este domingo de manera contundente en Chile y lograba un 77,85% de los votos, escrutadas más del 45% de las mesas de todo el país, por lo que ya era irreversible el inicio del proceso para cambiar la actual carta magna, impuesta en 1980 durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-90).

El «Apruebo» obtenía 2.496.143 votos, mientras la opción «Rechazo» lograba 710.378, en una elección que tuvo mayor nivel de participación que la media en el país desde que el voto es voluntario.

Miles de chilenos salieron esta misma noche a festejar masivamente en la Plaza Italia (lugar de encuentro y celebraciones de la capital chilena) el rotundo triunfo que permitirá iniciar el largo proceso para enterrar este legado político de Pinochet y que estuvo en el centro de los reclamos del estallido social iniciado en octubre de 2019.

Los festejos se repetían en las calles de todo el país, con vecinos celebrando desde los balcones de sus departamentos, en las puertas de sus casas y en autos con banderas y bocinazos.

El presidente Sebastián Piñera, acompañado de todo su gabinete, reconoció en rueda de prensa en el Palacio de La Moneda el triunfo del «Apruebo» y de la Convención Constitucional (que se conformará en un 100% por ciudadanos electos para este propósito con composición paritaria entre hombres y mujeres) para redactar la nueva Constitución.

«Hoy los chilenos y chilenas han expresado libremente su voluntad a través de las urnas, eligiendo la opción de una Convención Constituyente, por primera vez con plena igualdad entre hombres y mujeres, para acordar una Nueva Constitución para Chile», dijo el presidente.

«Hoy ha triunfado la ciudadanía y la democracia. Hoy ha prevalecido la unidad sobre la división y la paz sobre la violencia. Y esto es un triunfo de todos los chilenos que amamos la democracia, la unidad y la paz. Y sin duda, este triunfo de la democracia nos debe llenar de alegría y esperanza», continuó Piñera.

«Este Plebiscito no es el fin. Es el comienzo de un camino, que juntos deberemos recorrer para acordar una Nueva Constitución para Chile. Hasta ahora la Constitución nos ha dividido. A partir de hoy, todos debemos colaborar para que la Nueva Constitución sea el gran marco de unidad, de estabilidad y de futuro, y se constituya en la Casa de Todos y en la Ley Fundamental de la República, respetada y legitimada por todos los chilenos», sostuvo el presidente acompañado de todo el gabinete de ministros.

En esta consulta, calificada como histórica por ciudadanos y políticos, se imponía la opción de una Convención Constitucional como mecanismo para elaborar la nueva Constitución con un 78,97% de votos, mientras la opción de la Convención Mixta Constitucional (conformada en un 50% por constituyentes y 50% por miembros del Congreso) reunía el 21,03% de los votos.

La jornada estuvo marcada por una ordenada y tranquila votación, con largas filas en los centros de votación y estrictas medidas sanitarias para evitar la propagación del coronavirus (con más de 500.000 casos confirmados y casi 14.000 muertes en el país).

El resultado da la largada a un proceso constituyente. En primer término el país vivirá una nueva elección el domingo 11 de abril de 2021 para escoger a sus constituyentes, que tendrán hasta 12 meses para presentarle al país una nueva Constitución.

En la discusión del texto, se necesitarán obligatoriamente dos tercios de los votos de los constituyentes para aprobar cada artículo que se discuta en la Convención.

La nueva Constitución deberá pasar por un nuevo plebiscito ratificatorio, en el que los chilenos deberán aprobar o rechazar este nuevo texto, que se espera se realice en 2022 y con esto el país podrá dejar atrás la Constitución de 1980.

Para este segundo plebiscito de salida el voto será obligatorio, no como en esta primera consulta, en la que era voluntario.

Según expertos y medios de comunicación chilenos, la jornada fue histórica por la alta participación y sobre todo por la gran presencia de jóvenes.

El día se inició con una masiva asistencia en la apertura de centros electorales, donde se vieron filas de cuadras en algunos puntos de Santiago, como el caso del Estadio Nacional, centro icónico y uno de los más concurridos del país.

Pasado el mediodía, la cantidad de votantes en los centros de votación bajó un poco, coincidiendo con el horario especial para los adultos mayores.

Pasadas las 18, dos horas antes del cierre de los comicios, manifestantes comenzaron a llegar a Plaza Italia, epicentro de las marchas que en octubre y noviembre de 2019 pusieron en jaque al segundo Gobierno de Piñera en reclamo de mayores reivindicaciones políticas, sociales y cambiar el actual modelo económico, que llevaron como consecuencia a un acuerdo entre el oficialismo y oposición para convocar el plebiscito constitucional.

Carabineros (policía) tenía copada la plaza e intentó impedir la manifestación, pero luego de unos minutos de tensión en donde trataron de dispersar a los manifestantes, se replegaron y la marcha tomó el control de Plaza de la Dignidad, como fue bautizada popularmente.

Hoy se cumplió un año de la masiva marcha, denominada la marcha más grande de Chile, y que reunió más de 1.5 millones de personas en la Plaza Italia y alrededores del centro de Santiago.

FUENTE: TELAM

Continuar Leyendo

Internacionales

Beatificaron al «influencer de Dios» y empezó el clamor para que sea Santo

Más de 3.000 fieles colmaron la ciudad italiana de Asís pese al alza de casos de coronavirus. Carlo Acutis, quien falleció a los 15 años, fue destacado por el Papa como un ejemplo de evangelización en el mundo digital.

Published

on

Carlo Acutis, el influencer de temas religiosos fallecido a los 15 años y destacado por el Papa como un ejemplo de evangelización en el mundo digital, fue beatificado este sábado en una ceremonia frente a más de 3.000 fieles que colmaron la pequeña ciudad italiana de Asís pese al alza de casos de coronavirus, y que pidieron que se convierta «pronto» en Santo.

«Su vida es un modelo particularmente para los jóvenes», destacó el cardenal Agostino Vallini durante su homilía en la misa de beatificación con la que el Vaticano ya considera a Acutis oficialmente como «beato», el paso previo a la Santidad, y que fue seguida también por miles de personas por streaming.

Cinco pantallas gigantes en los alrededores de la Basílica proyectaban la ceremonia en una Asís colmada por fieles de toda Italia, para la que se acreditaron 100 periodistas, a pesar del aumento de casos de Covid-19 que en las últimas horas obligó al Gobierno italiano a hacer obligatorio el uso de barbijos en lugares abiertos.

Acutis, nacido en Londres el 3 de mayo de 1991, falleció el 12 de octubre de 2016 días después de saber que tenía leucemia, cuando había llegado a convertirse en un «influencer de la Eucaristía» a través del catecismo virtual y un proyecto que había desarrollado para poner online todo tipo de contenidos religiosos.

«Hoy nos admira y nos atrae especialmente la vida y el testimonio de Carlo Acutis, a quien la Iglesia reconoce como modelo y ejemplo de vida cristiana, proponiéndolo sobre todo a los jóvenes», sostuvo Vallini.

Minutos antes, los padres de Acutis habían llevado la reliquia hecha con el corazón del joven, que tuvo un tratamiento para permitir su conservación, con una de sus frases grabada en el gabinete contenedor: «La Eucaristía es mi autopista al cielo».

Tras repasar el trabajo de evangelización que Acutis hizo durante su vida, el purpurado agregó que «para comunicar esta necesidad espiritual utilizó todos los medios, incluso los modernos medios de comunicación social, que supo utilizar muy bien, en particular Internet, que consideraba un regalo de Dios y una importante herramienta para conocer gente y difundir los valores cristianos».

«Alentó el uso de los medios de comunicación como medio al servicio del Evangelio, para llegar al mayor número posible de personas y hacerles conocer la belleza de la amistad con el Señor», agregó Vallini, vicario emérito del papa Francisco para la diócesis de Roma, tras leer la carta del pontífice que oficializó la beatificación.

Acutis fue declarado beato luego de que, en febrero, el papa Francisco considerara que sucedió un milagro en la sanación de un niño brasileño que padecía de una afección mortal al páncreas y que sanó tras tocar una reliquia de Carlo en 2013.

Con cantos y carteles que desde ayer reclaman en todos los rincones de Asís que Acutis sea ahora «Santo subito» (Santo pronto, en español), la madre del joven, Antonia Salzano, planteó a Télam que en la familia están convencidos de que aparecerá un segundo milagro que, como se requiere, permita su canonización, «porque hay muchos otros milagros de Carlo».

«Carlo trajo el fruto de la santidad, mostrándolo como un meta alcanzable por todos y no como algo abstracto y reservado para unos pocos», apoyó Vallini en su homilía.

El obispo de Asís, Domenico Sorrentino, anunció a Télam que luego de la beatificación la diócesis del lugar instaurará el premio «san Francisco y Carlo Acutis por una economía de la fraternidad», que apoyará proyectos económicos hechos «desde abajo» por personas de todo el mundo.

Antes de la ceremonia, el postulador de la causa de beatificación, el periodista itaiano Nicola Gori, destacó en diálogo con Télam el trabajo del nuevo beato con los más necesitados y recordó que «cuando falleció, en el funeral la iglesia estaba llena de pobres, y todos se preguntaban qué hacían ahí. Estaban porque Carlo los ayudaba en secreto. La familia lo sabía porque, teniendo solo 15 años, lo acompañaba su madre. Les llevaba bolsas de dormir o comida y por eso ellos sintieron el deber de ir al funeral».

Fue el propio papa Francisco quien en la exhortación apostólica Christus Vivit, de 2018, se refirió a la misión del beato en la red y destacó que supo «usar las nuevas técnicas de comunicación para transmitir el Evangelio, para comunicar valores y belleza».

Desde el 1 de octubre y hasta el próximo sábado, el cuerpo de Carlo se expone para que pueda ser contemplado por los fieles, vestido con campera, jean y zapatillas, su ropa característica, y en excelentes condiciones tras un trabajo de acondicionamiento que incluyó una máscara de silicona en el rostro, explicó Sorrentino.

Con información de: LT10

Continuar Leyendo

Coronavirus

Murio el diseñador Kenzo por coronavirus

Falleció en un hospital en las afueras de París tras sufrir complicaciones por Covid-19.

Published

on

El diseñador de modas Kenzo Takada murió este domingo por coronavirus, informó su vocero.

Kenzo, creador de la marca de ropa y perfumes que lleva su nombre, fue el primer diseñador japonés que se impuso en París. Su vocero informó que el diseñador de 81 años falleció «en el Hospital Americano de Neuilly-sur-Seine a causa del Covid-19».

Había nacido el 27 de febrero de 1939 en Himeji, cerca de Osaka. Su pasión por la moda comenzó a muy temprana edad, cuando cosía y miraba revistas de moda junto a sus hermanas. En su juventud, asistió a la Universidad de Kobe, aunque abandonó para ingresar a la academia de moda Tokio’s Bunka Fashion College, que recientemente había admitido alumnos varones.

En 1965, Kenzo llegó en barco al puerto francés de Marsella y decidió instalarse en París. Sus primeras creaciones estaban hechas con retazos de tela de prendas que conseguía en el mercado de pulgas.

El éxito del diseñador llegó en la década del ‘70 cuando organizó su primer desfile en Vivienne Gallery y saltó a la fama internacional después de que uno de sus diseños apareciera en la portada de la revista Elle.

Sus creaciones se caracterizaron por tener una impronta futurista, el uso de colores vibrantes y estampados. En 1972 ganó el premio Fashion Editor Club of Japan.

Kenzo lanzó su primera línea masculina en 1983; su primer perfume, en 1988. En 1993, la firma fue adquirida por el grupo de lujo LVMH. En 1999, el diseñador se retiró de la moda y se dedicó a otros proyectos, entre los que estaba el diseño de interiores.

Con sus «casi ocho mil diseños», Kenzo «nunca dejó de celebrar la moda y el arte de vivir», indicó su portavoz.

Continuar Leyendo

Tendencias