Sigamos conectados en Redes Sociales

Actualidad

Georgalos recuperó su marca mantecol: la historia detrás de la clásica golosina

La histórica golosina nacional volvió a manos de sus creadores quienes debieron desprenderse de ella en plena crisis del 2001. La firma argentina también adquirió los caramelos Palitos de la Selva, Lengüetazo y Jirafa, y los chicles Bazooka

Published

on

La empresa de golosinas y chocolates nacionales Georgalos recuperó su histórica marca Mantecol y sumó otras clásicas del mercado local como los caramelos Palitos de la Selva, Lengüetazo y Jirafa, y los chicles Bazooka.

En plena crisis del 2001, esta marca nacional había pasado a manos de Cadbury-Stani, filial de la inglesa Cadbury Schweppes. Luego a la multinacional Mondelez.

Esta semana se conoció la noticia que Georgalos volvió a adquirir su marca a través de la firma de un acuerdo con Mondelez, la multinacional mexico-estadounidense que tenía los los derechos de las marcas hasta hace pocos días.

“Mantecol es parte de nuestra identidad, es la marca fundacional de la compañía y volver a tenerla en nuestro portfolio es una alegría enorme”, comentó Guillermo Rimoldi, CEO de Georgalos.

A través del mismo acuerdo Georgalos adquiere la planta de producción de Mondelez ubicada en la localidad de Victoria, partido de San Fernando, provincia de Buenos Aires.

De esta manera y a partir de la reciente compra, Georgalos cuenta con más de 1800 empleados, seis plantas productivas y 3 centros de distribución.

La operación también prevé que, desde la planta transferida, se continuarán produciendo para Mondelez algunas líneas de chicles, caramelos y chocolates. Tras la noticia ambas empresas comunicaron que mantendrán la continuidad laboral de todos los trabajadores que se desempeñan en la Planta Victoria.

“Somos un grupo argentino con presencia en varios mercados de Latinoamérica. Hemos creado categorías de productos de las más reconocidas en el país. Hoy seguimos produciendo, generando empleo de calidad e invirtiendo en la Argentina”, finalizó Rimoldi.

“Tenemos una historia de más de 15 años de colaboración y confiamos en que este nuevo esquema fortalecerá a las marcas de ambas compañías y beneficiará a los consumidores”, señaló Martín Antola, presidente de Mondelez Internacional Cono Sur.

Georgalos, más de 80 años de trayectoria

Georgalos se fundó en Argentina en 1939 por Miguel Nomikos Georgalos, de origen griego, y su primera creación fue un postre de maní derivado del halvá que se convirtió en una de las golosinas preferidas de los argentinos: el mantecol.

Con más de 80 años de trayectoria que se dedica a la industria alimenticia en el mercado de las golosinas, los chocolates y cereales para desayuno. En 2021 sumó a su portfolio las marcas Toddy y Zucoa junto con la planta de producción de polvos de cacao ubicada en La Rioja.

La tradicional firma elabora, distribuye y comercializa las marcas Flynn Paff, NucremNamur, Full Maní, Tokke, las barras Flow Cereal, entre otras. También posee una línea de chocolates sin azúcares agregados, otra de repostería y turrones, confituras y panificados navideños.

Por su parte, Mondelez International es una compañía mundial de snacks, chocolates, galletas, chicles, caramelos, bebidas en polvo y premezclas. Con presencia en 150 países del mundo, su portafolio incluye marcas como Cadbury, Milka, Oreo y los chicles Trident.

En Argentina, Mondelēz International fabrica y comercializa las marcas Oreo, Club Social, Cerealitas, Terrabusi, Pepitos, Express, Milka, Cadbury, Shot, Tita, Rhodesia, Beldent, Bubbaloo, Halls, Tang, Clight y Royal, entre otras.

La historia del Mantecol

La receta tenía historia en la cocina griega: Miguel había aprendido el oficio de su padre en Estambul y se había desarrollado en Polonia. Fue expulsado de Turquía y trabajó junto a familiares que elaboraban el tradicional postre.

El paladar argentino lo adoptó en seguida y los tamaños con los que se comercializaba la masa dulce eran potes de uno y tres kilos. Luego llegaron las presentaciones para el bolsillo y la cartera.

“La Greco”, nombre original de la empresa, se transformó en Georgalos Hermanos a medida que toda la familia se fue estableciendo en la Argentina, y luego inició actividades agropecuarias en el negocio del maní y luego expandió su negocio a chocolates, turrón oblea y caramelos.

Debido a las abultadas deudas, la marca insignia de Georgalos y que representaba el 35% de su facturación fue vendida en 2001 a Cadbury Stani, filial argentina de la inglesa Cadbury Schweppes, hoy propiedad de Mondelez.

El traspaso se concretó por USD 22,5 millones. En ese momento, Mantecol significaba el 96% del mercado de ese tipo de postre a base de pasta de maní. Es decir, Georgalos no solo vendió un producto y marca más emblemática, sino que se desprendió de un mercado casi completo.

Fuente: FILONEWS

Click to comment