Sigamos conectados en Redes Sociales

Economía

En 2019 la inflación saltó a 53,8% y fue la más alta de los últimos 28 años

Publicado hace

|

El avance de los precios en diciembre fue del 3,7%. Las proyecciones indican que este año volverá a superar el 40%.

El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) confirmó este miércoles que la inflación avanzó en diciembre 3,7% respecto al mes previo. De esa forma, el costo de vida acumuló un salto del  53,8% durante todo 2019. Se trata de la inflación más alta de los últimos 28 años.
Según el Indec, la variación alcista del Indice de Precios al Consumidor (IPC) durante el último mes del año pasado la determinaron las subas en los sectores de «comunicación» (9,6%); «Salud» (5,6%); y «Equipamiento y mantenimiento del hogar» (5,4%), entre otros.
Hace cuatro años, en una de sus primeras exposiciones como ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay había prometido que la administración de Mauricio Macri lograría bajar la inflación. El entonces ministro (se fue un año después), había señalado un sendero. En ese camino, durante 2019 aseguró que se iba a llegar a una inflación anual del 5%. Lejos de cumplirse ese diagnóstico realizado en enero de 2016, lo que se buscaba como inflación anual terminó convirtiéndose casi en la inflación mensual.
#DatoINDEC
Los precios al consumidor (#IPC) subieron 3,7% en diciembre de 2019 respecto de noviembre y 53,8% interanual https://t.co/ra1OGG2d0p pic.twitter.com/WY9yXBG2E1

— INDEC Argentina (@INDECArgentina) January 15, 2020

 La inflación núcleo, que se calcula en base a los precios que no están sujetos a cuestiones estacionales y que representa la referencia para el Banco Central, avanzó un 3,7% en diciembre y acumuló un alza de 56,7%.

Salud fue el rubro que más aumento durante 2019, con un alza del 72,1%. Le siguió Comunicación (como telefonía celular), con el 63,9%. Casi lo mismo fue el aumento de Equipamiento y mantenimiento del hogar (63,7%). Los alimentos y bebidas escalaron un 56,8%.

La vestimenta y el calzado se encarecieron un 51,9%, Las bebidas subieron un 50,2%, Los servicios públicos están congelados desde abril de 2019 y eso se refleja en su incidencia en el índice; escaló un 39,4%.

El guarismo confirma que los precios registraron el año pasado su mayor avanzada desde 1991, cuando se había registrado una suba de 84%, bajo el segundo año de gobierno de Carlos Menem. Después vino la convertibilidad y eso generó estabilidad por una década.

Los productos medicinales avanzaron más del 90% en algunas regiones. Entre los países cuya inflación mide el Banco Mundial, Sudán supera a la Argentina (con un 62%), mientras que el país excedió a Zimbawe (49%). Ninguna economía americana tiene los niveles de inflación argentinos, salvo Venezuela, en un proceso de hiperinflación descontrolada.

La devaluación de este 2019 provocó una aceleración en los precios. En enero, el dólar cotizaba a $ 36,80. En diciembre, había llegado a $ 63. La saliente administración culpó a la anterior oposición en agosto. Antes de las elecciones primarias, el dólar se ubicaba cerca de $ 45.

El «pass-through» es inevitable en economías con fuente componente bimonetario, como es Argentina. La inflación de 2018 fue de 47,6% y también venía influenciada por la depreciación del peso en 2018 (el dólar arrancó a menos de $ 20 y subió hasta $ 36).

La evolución de la inflación representa un desalentador punto de partida para el gobierno de Alberto Fernández: para este año, según las proyecciones de los analistas consultados por el Banco Central, se espera que la inflación vuelva a superar la barrera del 40%.

El último Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM) que difundió la autoridad monetaria vaticina que el IPC tendrá una evolución interanual del 42,2% y que la inflación núcleo será del 42,7%.

Comentar esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Economía

La inflación aceleró otra décima y marcó 2,8% en septiembre

El índice acumulado en lo que va del año ya es del 22,3 por ciento

Published

on

La inflación aceleró una décima en septiembre y trepó hasta el 2,8%, según informó este miércoles el Indec.

Los alimentos y bebidas alcohólicas avanzaron 3 por ciento desde agosto, y este incremento fue el de mayor incidencia en el nivel general y en todas las regiones del país.. La indumentaria y el calzado, en tanto, treparon 5,8% mensual, según el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos. Mientras que los menores incrementos se produjeron en educación, con el 0,3%, y en comunicación con el 0,1 por ciento.

Dentro del rubro alimentos se destacaron las subas en frutas, verduras, tubérculos y legumbres y carnes y derivados, que fueron parcialmente compensadas con aumentos menores -e incluso algunas bajas- en productos lácteos, aceites, grasas y manteca, y bebidas no alcohólicas.

Los aumentos en prendas de vestir, frutas y verduras incidieron en el alza de la categoría Estacionales (7,9%) y en Bienes (3,6%). En tanto que el menor incremento de los servicios educativos, telefonía e Internet explicaron parcialmente que las subas en la categoría Regulados (1,9%) y en Servicios (1,1%) hayan sido más acotadas que el nivel general.

La mayoría de las consultoras había pronosticado que el índice inflacionario de septiembre se ubicaría cerca del 3 por ciento.

Las proyecciones privadas difundidas en los últimos días señalaban que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) elaborado por el Indec llegaría al 2,9%, aunque la consultora de Orlando Ferreres la había ubicado en 2,4 por ciento.

La inflación de agosto había sido del 2,7%, y sumada a la de septiembre el acumulado en lo que va del año es del 22,3%. Mientras que la variación interanual fue del 36,6 por ciento.

En cuanto al Relevamiento de Expectativas de Mercados (REM) del Banco Central, los especialistas y consultoras recortaron las proyecciones inflacionarias para este año hasta 36,9%, disminuyendo en 0,9 puntos los pronósticos realizados a fines de agosto.

Continuar Leyendo

Economía

Suben los precios del dólar oficial y del libre luego de las medidas económicas que anunció el gobierno nacional

Published

on

Es como resultado de los anuncios del Gobierno orientados a aumentar la liquidación de divisas de exportadores. El libre trepa $2 a $149

La cotización minorista del dólar que ofrecen bancos públicos y privados reaccionó rápido a las medidas oficiales comunicadas ayer y destinadas a las compras de dólar ahorro. Las entidades subieron el precio hasta $3, un 1,4% promedio más que ayer. El avance llevó al dólar “solidario» a los $ 133,65 en el Banco Nación, una de las cotizaciones más bajas del mercado y que opera como referencia para el resto. El dólar libre avanza $2 a $149.

La suba es resultado del cambio de estrategia del Banco Central en la rueda cambiaria de hoy. Tal como anticipó, la autoridad monetaria permitió un movimiento del 1% a la cotización mayorista a la que ofrece vender dólares de sus reservas para abastecer a una demanda por divisas que supera ampliamente a la oferta privada. En su primer movimiento del día, la mesa de operaciones de la entidad conducida por Miguel Pesce ofreció dólares a $ 76,95, 70 centavos por encima del valor al que lo hizo ayer.

Entre los minoristas, el Banco Galicia llevó de $81 a $83 su precio para la venta, lo que movió al costo luego de Impuesto PAIS y la retención del 35% a cuenta de Ganancias de $133,65 a $136,95. En el Santander, el dólar solidario saltó de $133,65 a $136,95, el el Hipotecario de $132,90 a $134,06, en el Banco Nación de $132,41 a $133,65 y en el BBVA de $133,63 a $134,04.

Se trata de una suba promedio de $1,88 entre los bancos relevados por Infobae, un avance del 1,41% respecto de ayer. En el mercado libre, mientras tanto, la cotización también reaccionó desde temprano con un avance de $2 para llevarlo al máximo histórico de $149 por unidad. También el contado con liquidación gana 1,68% para llegar $148,45 y el dólar MEP, que se opera en la Bolsa porteña,

El movimiento no sorprende al mercado, ya que fue anticipado informalmente por el Banco Central anoche mismo, luego de conocerse los cambios en la alícuotas de retenciones a las exportaciones de distintos sectores y una modificación en las políticas monetaria y cambiaria de la entidad.

Le vamos a dar cierta volatilidad al tipo de cambio, pero como va a tener un salto importante el día de hoy no queríamos que se interpretara como que a partir de ahora este es el nuevo paso devaluatorio hacia adelante (Pesce)

La entidad conducida por Pesce permitía a diario una suba de en torno a 7 centavos para la divisa mayorista, una estrategia predecible que movió al tipo de cambio cerca del 2,6% mensual durante la cuarentena. Para agregar imprevisibilidad, explicaron desde la calle Reconquista, ese enfoque se abandona desde hoy. Pero, para el primer día, no querían causar sobresaltos.

“Lo que le advertimos al mercado es que hasta ahora veníamos teniendo una devaluación constante, le advertimos que no va a ser así, le vamos a dar cierta volatilidad al tipo de cambio, pero como va a tener un salto importante el día de hoy no queríamos que se interpretara como que a partir de ahora este es el nuevo paso devaluatorio hacia adelante. Eso es lo que hemos hecho ayer para que no haya sorpresas, para que no haya sobresaltos”, anticipó Pesce esta mañana en declaraciones radiales.

Las posturas de venta de la autoridad monetaria son el mecanismo que controla los avances del dólar oficial. Dado que las reservas internacionales son la principal fuente de oferta en la plaza cambiaria, el precio al que las ofrece hace de techo diario para las subas.

La oferta privada de divisas -casi exclusivamente exportadores que tienen que cumplir con plazos obligatorios para liquidar sus ventas al exterior- utiliza el precio ofrecido por el BCRA como el máximo al que pueden cambiar sus dólares. No es que no les gustaría recibir más pesos por cada dólar, dado que las cotizaciones alternativas se mueven bien por encima de los $140 por unidad. Pero dado que el Central no pide más que ese valor y se muestra dispuesto a sacrificar reservas, no tiene sentido esperar que los compradores paguen más que ese valor.

Desde que empezó el aislamiento social, preventivo y obligatorio, el Central lleva vendidos USD 3.750 millones de sus reservas como resultado de esta estrategia.

Fuente: Infobae

Continuar Leyendo

Economía

El Gobierno anuncia medidas para que el campo liquide sus dólares y se fortalezcan las reservas del Banco Central

Published

on

Bajarán las retenciones a la soja y eliminarán las de la carne. Además, subirán las tasas de interés para que los exportadores vendan sus divisas.

Preocupado por la caída en las reservas del Banco Central de la República Argentina (BCRA), el gobierno de Alberto Fernández anunciará este jueves un paquete de medidas para lograr que el campo y los exportadores liquiden sus dólares y de esta forma incrementar la libre disponibilidad de la entidad madre.

Para lograr que los productores agropecuarios liquiden sus divisas, se oficializará una baja por tres meses de las retenciones a la soja (la reducción sería de 3 puntos) y la eliminación de este impuesto para la carne.

A su vez, el BCRA dispondrá de un aumento en las tasas de interés para beneficiar a los exportadores. El objetivo es que vendan sus dólares y que esos pesos tengan una retribución con una tasa atractiva.

El anuncio se produce el mismo día en que se renueva el cupo de U$S200 para ahorro. Los que estén habilitados para adquirir la moneda internacional deberán pagar un recargo del 35%, que se sumará al impuesto PAIS, lo que lleva a la divisa extranjera por encima de los $130.

El equipo económico de Alberto Fernández discutió estas medidas durante toda la semana. Fueron protagonistas el ministro de Economía Martín Guzmán; su par de Producción, Matías Kulfas; el titular del BCRA Miguel Pesce y Cecilia Todesca, vicejefa de Gabinete de la Nación.

El Gobierno anunciará que las medidas se tomaron sin acuerdo con el sector agropecuario, pero lo cierto es que fue motivo de negociación durante varios días. Hasta el martes las conversaciones fluyeron, pero luego el diálogo se cortó. Creen que Cristina Kirchner intervino para que no se negocie más.

De acuerdo con las cifras que se manejan en Hacienda, según cálculos del Ministerio de Agricultura, la cosecha retenida de soja por parte de los productores equivale a unos U$S7000 millones y, si el Gobierno lograra que se liquiden en octubre, podría duplicar las reservas de libre disponibilidad del Banco Central de la República Argentina (BCRA).

Las expectativas del equipo del ministro de Economía, Martín Guzmán, son que ante la necesidad de fondearse para la próxima cosecha, los productores agropecuarios se vean tentados de liquidar divisas siempre que paguen menos retenciones.

Fuente: TN

Continuar Leyendo

Tendencias