Sigamos conectados en Redes Sociales

Política

El Gobierno de Santa Fe analiza comprar pistolas Taser para la Policía

Published

on

La incorporación de las pistolas Taser como armamento de la policía viene generando discusiones en toda la Argentina en los últimos años. La muerte de un efectivo policial en Buenos Aires reavivó la polémica.

El policía Juan Pablo Roldán retrocedió unos metros y evitó utilizar su arma de fuego ante la agresión de un hombre con evidentes problemas psiquiátricos que se le abalanzó con un cuchillo en sus manos. Más allá de su esfuerzo, Roldán no pudo eludir el ataque y recibió una serie de puñaladas que acabaron con su vida.
Luego del impacto inicial en una sociedad que observó consternada cómo se produjeron los hechos, la situación reavivó en toda la Argentina la discusión relacionada con la posibilidad de que los policías puedan utilizar armas de electrochoque conocidas como pistolas Taser, con el objetivo de neutralizar a un agresor sin utilizar balas de plomo.

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, dijo que no se estudia a nivel nacional la utilización de estas pistolas. Desde la oposición, la exministra de Seguridad, Patricia Bullrich defendió el uso de esta herramienta. El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa avaló el uso de estas «nuevas tecnologías» con la capacitación adecuada. En este contexto y a partir de lo sucedido en Buenos Aires con el policía Juan Pablo Rondán, el Gobierno de la Provincia de Santa Fe comenzó a evaluar la adquisición de estos dispositivos.

Estas pistolas generan una descarga eléctrica que inmoviliza a un potencial agresor. Cuando son disparadas, unos dardos guiados por un cable con un alcance de hasta diez metros provocan una descarga de 400 volts durante cinco segundos. De esta manera se busca inmovilizar al atacante. Estas armas cuentan con tecnología que graba toda la secuencia de uso -tanto audio, como imágenes-, lo que permite analizar si fueron utilizadas de manera correcta por el policía.

Se estudian distintas alternativas

En estos momentos, desde el Ministerio de Seguridad y con la participación directa del gobernador Omar Perotti, se estudian distintas alternativas para dotar a la Policía de Santa Fe de pistolas Taser. Entre las variables que se analizan no sólo aparece la cuestión presupuestaria, sino también los diferentes modelos que existen con diversas características tecnológicas.

Durante su reciente visita a la ciudad de Rosario, el presidente Alberto Fernández anunció que el Gobierno de la Nación enviará a Santa Fe 3.000 millones de pesos para que sean destinados a la seguridad. Las autoridades provinciales se enteraron de la decisión en el preciso momento del anuncio. Hasta este miércoles, no había mayores precisiones sobre los plazos y la forma en que ese dinero llegará a la provincia. Sin embargo, ya se estudian los posibles usos de estos recursos.

Comandos operacionales

Uno de los objetivos centrales del gobierno es comprar, instalar y poner en funcionamiento sistemas de comandos operacionales que permitan aceitar y coordinar el trabajo de la policía. En principio, esta inversión se realizará en las ciudades de Rosario y Santa Fe. Si el presupuesto lo permite, se analizará la instalación del mismo sistema en otra ciudad importante de la provincia.

Fuentes del gobierno explicaron que esto implica la puesta en funcionamiento de un sofware específico, cámaras, equipos de comunicación. Estos sistemas permiten controlar y administrar de manera centralizada el recurso policial distribuido en el territorio. Por otro lado y con recursos provinciales, se avanza en la compra de camionetas, motos, chalecos y municiones. En estos momentos, la Policía de Santa Fe no cuenta con ningún polígono de tiros donde los efectivos puedan ser entrenados. «Las únicas balas que disparan son las de la academia», dijo una fuente del Ministerio de Seguridad. Una alternativa es montar polígonos de tiro en las distintas regiones. Otra, comprar sistemas de «polígonos virtuales», que facilitarían el entrenamiento policial pero resultan onerosos porque se trata de equipos que no se fabrican en la Argentina. La idea del Gobierno de Santa Fe pasa por centralizar las compras del equipamiento y hacerlo a través de mecanismos que funcionan a nivel del Gobierno federal, de manera tal que sea posible agilizar los procesos administrativos.

Fuente: AIRE DE SANTA FE

Click to comment

Deja tu comentario