Sigamos conectados en Redes Sociales

Medio Ambiente

El agujero en la capa de ozono en la Antártida es el más grande en los últimos 15 años

Científicos europeos del Servicio Copernicus de Monitoreo de la Atmósfera explicaron las causas que han llevado a que se provoque este fenómeno en la estratósfera

Publicado hace

|

Desde hace muchos años escuchamos hablar de la capa de ozono y el peligro que representan los agujeros que existen en los polos para la vida en el planeta. La capa de ozono u ozonosfera es la zona de la estratosfera terrestre que contiene una concentración alta de ozono y se extiende aproximadamente de los 15 km a los 50 km de altitud.

Esta capa es importante porque reúne el 90 % del ozono presente en la atmósfera y absorbe del 97 al 99 % de la radiación ultravioleta de baja frecuencia (150-300 nm). Ahora, un grupo de científicos que trabajan en el programa de observación de la Tierra de la Unión Europea, reveló que el agujero en la capa de ozono sobre la Antártida ha aumentado a su mayor tamaño y a su nivel más profundo en varios años.

Los expertos del Servicio Copernicus de Monitoreo de la Atmósfera señalaron que un vórtice polar fuerte, estable y con aire frío ha provocado la expansión, y pidieron que se redoblen los esfuerzos internacionales para garantizar que las naciones cumplan un acuerdo para eliminar gradualmente el uso de sustancias químicas que agotan la capa de ozono.

El agujero de ozono en el Polo Sur es el más grande detectado en 15 años – EFE/María Molina/Archivo

Vincent-Henri Peuch, quien dirige el servicio, dijo en un comunicado que el agujero en la capa de ozono “definitivamente” era uno de los más grandes en los últimos 15 años. El agotamiento de la capa de ozono en el continente antártico fue captado por primera vez en 1985.

En Ginebra, la portavoz de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), Clare Nullis, agregó que el agujero en la capa de ozono normalmente empieza a expandirse cada mes de agosto, al inicio de la primavera en la Antártida, y alcanza su punto máximo en octubre.

“El aire ha estado por debajo de los 78 grados Celsius bajo cero, y esta es la temperatura que necesitas para formar nubes estratosféricas, y es un proceso bastante complejo”, comentó Nullis durante una sesión informativa de la ONU. Y agregó: “El hielo en estas nubes desencadena una reacción que puede destruir la zona de ozono. Así que, es por eso que estamos viendo ese gran agujero en la capa de ozono este año”.

La capa de ozono es importante porque absorbe del 97 al 99 % de la radiación ultravioleta de baja frecuencia – EFE/Felipe Trueba/Archivo

El servicio Copernicus afirmó que la energía del Sol a medida que se eleva sobre el polo produce la liberación de átomos de cloro y bromo en el vórtice polar, los cuales destruyen rápidamente las moléculas de ozono, causando la formación del agujero. Nullis aseguró que, a pesar del agujero, los expertos aún creen que la capa de ozono se está recuperando lentamente luego de la adopción del Protocolo de Montreal, un tratado firmado en 1987 que está dirigido a eliminar gradualmente las sustancias que destruyen el ozono. También señaló las proyecciones que indican que la capa de ozono regresará en 2060 a los niveles que tenía en 1980.

El pasado mes de abril el Centro Europeo de Previsiones Meteorológicas a Plazo Medio (ECMWF por sus siglas en inglés) informó que el agujero de ozono más grande observado en el Ártico (Polo Norte), que alcanzó un tamaño récord en marzo pasado, había comenzado a cerrarse, tal y como lo habían pronosticado los científicos del Centro Aeroespacial Alemán.

La noticia sobre su cierre total la confirmó recientemente la Organización Meteorológica Mundial (OMM) que explicó que dicho fenómeno fue causado por la continua presencia de sustancias como los clorofluorocarbonos (CFC) en la atmósfera, que destruyen la capa de ozono, y un invierno muy frío en la estratosfera.

“El agotamiento de la capa de ozono, el escudo que protege la vida en la Tierra de los niveles dañinos de radiación ultravioleta, alcanzó un nivel sin precedentes en grandes partes del Ártico esta primavera. La última vez que se observó un agotamiento de ozono igualmente fuerte en el Ártico fue durante la primavera de 2011”, indicó Nullis.

La organización dio cuenta, además, que el agujero en la capa de ozono se cerró producto del aumento de las temperaturas en la estratosfera (capa de la atmósfera ubicada entre unos 10 y 50 kilómetros de altitud), dando fin a la afluencia del aire rico en ozono desde las capas más bajas de la atmósfera.

Fuente: Infobae

Comentar esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Medio Ambiente

Incendios forestales en Argentina: un cementerio de árboles carbonizados

Published

on

1-02-2018. Incendios forestales en La Pampa.

Es cierto que los incendios en el Amazonas deberían preocuparnos -porque es el bosque tropical más grande del mundo y la principal reserva de oxígeno de la región- pero el hashtag #prayforamazonia es injusto, porque los incendios forestales en Brasil representan solo una de todas las áreas importantes que actualmente se están quemando en el mundo: Paradise, California; Pekanbaru, Indonesia; Irkutsk, Rusia; Condado de Broward, Florida; Ciudad del Cabo, Sudáfrica.

Los incendios, sean devastadores o no, deberían importarnos. Se trata de la problemática global, que es la creciente intensidad de los incendios forestales y la degradación de los bosques, y no de la cantidad de hectáreas arrasadas o qué tan cerca nos encontremos en el mapa del foco de incendio. 
Cuando el fuego se apaga queda un ecosistema destrozado, animales sin hogar, suelos desprotegidos, especies nativas en riesgo de desaparecer o desaparecidas y un cementerio de árboles. Una fila de palos y troncos carbonizados… y cenizas.
Con el tiempo, muy tímidamente, comenzará a brotar algo verde en sus ramas. Las sobrevivientes (si las hay) intentarán recuperar su belleza y devolver el lindo paisaje. Pero lo cierto es que cuando un bosque se incendia, no vuelve a ser el mismo, por eso la única solución viable para recuperarlo es la reforestación.
En el marco de los relevamientos sobre incendios forestales, llevados adelante por el Ministerio de Ambiente surge que, de 2005 a 2017, más de 8,5 millones de hectáreas fueron víctimas del fuego en todo el territorio nacional, lo que equivale a un promedio anual de 35 veces la superficie de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
Los bosques nativos albergan alrededor del 80 % de la biodiversidad terrestre del mundo
Además de tener un valor ecológico y ambiental, económico, social y cultural, 300 millones de personas en todo el mundo viven en bosques y 1.600 millones dependen directamente de ellos para su sustento. Su preservación y manejo sostenible son estrategias vitales para materializar el desarrollo sustentable.
La Argentina es el segundo país del mundo que mayor superficie de bosques perdió entre 1982 y 2016, sólo superada por Brasil y seguida por Paraguay, de acuerdo con un estudio publicado en la revista científica Nature.
ReforestArg es un programa de restauración ecológica que reunió a varios jóvenes del país para frenar la degradación de los bosques cuya causa no es solo los incendios forestales. Su primera acción fue viajar a Chubut para recuperar las especies de la localidad de Cholila, que fue gravemente afectada por un incendio en el año 2015, en el cual las llamas arrasaron más de 40.000 hectáreas de bosque nativo.
Cementerio de árboles carbonizados en Argentina
«Impresiona tocar la corteza de los árboles y encontrar carbón», confiesa Santiago Fernández Peña quien trabaja en el área de relaciones institucionales de dicho programa.
Pese a que están trabajando en el proyecto desde hace varios años y llevan cientos y cientos de árboles plantados, Tobías Merlo, Director de ReforestArg, confiesa a Filo.News: «Estamos lejísimos de restaurar todo lo que se perdió. Te diría que estamos en 5% y eso que estamos trabajando con distintas ONG y hay un gran trabajo de la Provincia, pero necesitamos que la gente se involucre un poco más».
«El incendio de Cholila mostró el lado verde de nuestra humanidad. Nos unió en masa, nos llamó a dar, y nos enseño que juntos, somos una fuerza que transforma», agregó. 
«Somos ochenta personas dejando de lado sus feriados, las comodidades de un hogar, trabajando como voluntarios para devolver un poco de lo que la tierra nos dio. Porque le sacamos todo, todo el tiempo a la naturaleza y pocas veces le damos», dice uno de los voluntarios que viajó a la Patagonia para plantar. 
Restaurando los bosques nativos de la Patagonia degradados por el fuego. 

Causas de los incendios forestales

  • El 95% de los incendios son producidos por la mano del hombre: fogatas y colillas de cigarrillos mal apagadas.El abandono de tierras, la preparación de áreas de pastoreo con fuego.
  • Factores climáticos: falta de precipitaciones, las temperaturas elevadas, la caída de rayos, el bajo porcentaje de humedad, las heladas constantes y los vientos fuertes.

En la Argentina, los incendios forestales se producen en las diferentes regiones y provincias de acuerdo a la época del año. Entre los meses de diciembre a marzo las provincias del sur tienen un elevado riesgo de incendios forestales. Desde el mes de octubre hasta marzo, las provincias de Entre Ríos, Corrientes, Misiones, Chaco y Buenos Aires son las que cuentan con mayor riesgo de este tipo de incendios.

Para las provincias de Córdoba, Catamarca, La Rioja, Mendoza, San Luis, Santa Fe, Santiago del Estero, Tucumán y todo el norte del país, el riesgo comienza con las primeras heladas de mayo y se extiende hasta el mes de noviembre.

Regalá un árbol

Plantar un árbol cuesta $200 sin moverte de tu casa o podés sumarte como voluntario/a y viajar a la Patagonia a presenciar y ser parte de la plantación. Compartir esta nota también es ayudar. Y cuando alguien que conozcas cumpla años considerá la opción de regalarle un árbol en el país con su nombre (la persona recibirá un certificado que lo convertirá en «Guardián del Bosque»).
¿Te atreverías a morir sin haber plantado un árbol?
Del 12 al 15 de septiembre vuelven al bosque. ¡Sumate!
Continuar Leyendo

Medio Ambiente

¿Argentina será basurero del mundo? Decreto de Macri permite importar residuos sin control de inocuidad

Published

on

Los residuos son uno de los problemas más complejos que tiene la Argentina, y un decreto presidencial firmado la semana pasada encendió la polémica. Mauricio Macri modificó, con esa herramienta, la ley de Residuos Peligrosos que ahora permitirá ingresar materiales sin certificado de inocuidad.
Aunque en el gobierno sostienen que en la práctica estos certificados ya no se expiden hace años y que ahora el procedimiento será más riguroso, ambientalistas y cooperativas de cartoneros creen que es un riesgo y que perjudicará su actividad y al país.
El decreto 591/2019 lleva la firma del Presidente, del jefe de Gabinete, Marcos Peña y del ministro de Producción, Dante Sica. La norma publicada en el Boletín Oficial modifica los decretos reglamentarios de la ley de Residuos Peligrosos para permitir el ingreso de «sustancias y objetos», procedentes de otros países, que puedan ser utilizados para otras finalidades o para los que exista un mercado o demanda específica.
«La norma es preocupante porque elimina el requisito de inocuidad y peligrosidad de origen, entonces cómo podemos estar seguros de que no ingresen residuos peligrosos. Incluso va en contra de lo que establece la Constitución Nacional. No se puede entender, además, que atenta contra la generación de reciclables del propio territorio», advirtió el abogado ambientalista Enrique Viale.
Juan Trebino, subsecretario de Fiscalización y Recomposición de la Secretaría de Ambiente de la Nación dijo: «La importación de residuos está totalmente prohibida. Lo dice la Constitución, lo dicen las leyes y lo dice este decreto. Pero no podemos seguir viendo a los residuos como en los ’90, son recursos. El decreto 181 de 1992 respondía al ingreso de todo tipo de residuos, especialmente residuos nucleares y baños químicos. Con los años los países ya no emiten certificados de inocuidad y muchas corrientes ingresaban a la Argentina y encontraban un escollo muy grande para poder ingresar».
El funcionario agregó que lo que se hace es flexibilizar el ingreso de ciertos materiales que usa la industria y que en el país no hay o no en cantidad suficiente. Algunos ejemplos son el scrap de aluminio, para la industria automotriz, el caucho de cierta granulometría o la chatarra.
«Lo único que estamos haciendo es regularizar una situación de hecho que actuaba como una barrera de producción. Hace cuatro años Estados Unidos dejó de emitir certificados de inocuidad. Ahora, además, debe haber una resolución conjunta de Producción y de Ambiente para permitir los ingresos. A eso se suma el control aduanero», agregó Trebino.
A pesar de esta explicación, las suspicacias aumentan. Es que esta normativa también flexibiliza el ingreso de plásticos, por ejemplo. Desde que China cerró la importación de plástico reciclado desde los Estados Unidos, este país busca nuevos mercados para enviar las cientos de miles de toneladas que genera al año.
Una investigación realizada por el diario británico The Guardian reveló que 68.000 contenedores de plástico de los Estados Unidos fueron trasladados el año pasado a países en vías de desarrollo.
«El problema es que esta basura se continúa acumulando en estas zonas ya que estos países no son capaces de manejar más del 70% de sus propios desechos plásticos. Según el informe, Ecuador sería uno de los países a donde se están enviando estos desechos para su reciclaje y es el único lugar en América Latina que forma parte de esta lista», apunta la investigación.
La discusión sobre los plásticos exportables fue central en mayo, en Ginebra, durante el debate de la Convenio de Basilea sobre residuos peligrosos. En aquel momento, y la discusión sigue hasta hoy, Noruega propuso mayores controles ya que entre los plásticos reciclados suele llegar material contaminado. «La propuesta noruega sólo busca controlar las exportaciones de los residuos plásticos que no son reciclables por estar mezclados y contaminados. Los verdaderos recicladores no quieren que los residuos lleguen en condiciones que dificulten o imposibiliten reciclar», dijo en aquel momento Von Hernandez, Coordinador del movimiento Break Free from Plastic.
En el Gobierno indicaron que los verificadores aduaneros son los responsables de detectar materiales que no cumplan con la normativa. Y, si sucede, se abre un sumario. La cuestión es que el problema queda en suelo argentino.
El plástico, que también puede ser usado como insumo para industrias como la cementera, comenzó a usarse masivamente a partir de 1950. «Las autoridades de todo el mundo han prohibido contaminantes plásticos particularmente atroces, como sorbetes y bolsas frágiles, pero Estados Unidos genera 34,5 millones de toneladas de residuos plásticos cada año. Del 9% del plástico estadounidense que fue reciclado en 2015, China y Hong Kong manejaron más de la mitad: alrededor de 1,6 millones de toneladas, según la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés). Gran parte de lo que Estados Unidos envió estaba contaminado con alimentos o suciedad, o no era reciclable y simplemente tenía que ser vertido en China. En medio de los crecientes temores sobre el medio ambiente y la salud, China cerró sus puertas a todos los plásticos, excepto a los más limpios, a finales de 2017», indica The Guardian.
Según la Federación Argentina de Cartoneros, Carreros y Recicladores (FACCyR), en nuestro país se generan 40.000 toneladas de basura por mes y el 40% podría ser reciclado. «De esta cantidad solo se recicla la mitad gracias al trabajo cotidiano de los cartoneros (150.000 en todo el país)», explican. «En lugar de potenciar la recolección y reciclado de los residuos que tiramos los argentinos, se facilita la importación de los residuos de los europeos. Esto perjudica a los cartoneros que trabajamos de esa recolección y de la venta de ese material. Y en el medio de una crisis social y económica, significa que nos llevan al hambre», expresaron en un comunicado.
En el Gobierno nacional reconocen que esa es la lógica que deberían instrumentar los municipios, así como también que es una deuda una ley de envases y de responsabilidad extendida del productor. Por ahora, sólo se modificó un decreto.
Continuar Leyendo

Medio Ambiente

El humo de los incendios en la Amazonia llegará esta noche a la Argentina

Published

on

El humo por los incendios el la selva de la Amazonia llegará
esta noche al norte de la Argentina

El humo de los incendios que desde hace semanas arrasan la selva de la Amazonia y otras regiones del interior de Brasil llegará mañana al norte de la Argentina y, muy probablemente, la semana que viene alcance a Buenos Aires.

«A partir de esta noche el viento empezará a rotar hacia el sector norte y esto va a aumentar las probabilidades de que el humo avance, primero sobre el norte del país que, con la rotación del viento, va a llegar esta noche. Luego, con el correr de los días y, como el viento va a venir del sector norte, es muy probable que el humo llegue a la ciudad de Buenos Aires, digamos que a mediados de la semana que viene. No sabemos qué densidad de humo puede llegar porque se puede ir dispersando en el camino», explicó Mariela De Diego, vocera del Servicio Meteorológico Nacional.
Para pasado mañana se esperan lluvias en el centro del litoral, es decir, el este de Santiago del Estero, norte de Formosa, Chaco, este de Salta y Corrientes. Esto podría enlentecer el avance del humo y retrasar su llegada a Buenos Aires.
El presidente Mauricio Macri manifestó ayer en Twitter que está «alarmado y conmovido» por estos incendios. Y también afirmó que se comunicó con Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, para «seguir de cerca el manejo de la emergencia».
Estoy alarmado y conmovido por los incendios en la Amazonia brasileña. Los incendios devastadores en la principal reserva de oxígeno de la región nos duelen, nos preocupan y hacen que sea urgente ofrecer nuestra cooperación.
— Mauricio Macri (@mauriciomacri) August 23, 2019

«Los problemas que pueda traer el humo son el menor de los problemas, dentro de los que podemos esperar de la pérdida de la Amazonia. El humo puede afectar a las personas que tengan enfermedades respiratorias, pero es un humo no toxico, no son productos químicos o altamente contaminantes. Lo que sí tiene este humo es dióxido de carbono que se va a la atmósfera y contribuye al calentamiento global y a futuros incendios forestales. La Amazonia es el bosque tropical más grande del mundo y es el pulmón del planeta. Son 6.7 millones de kilómetros cuadrados de selva, eso es dos veces la superficie de la India», dijo Manuel Jaramillo, director general de Vida Silvestre.
El fuego, que también afecta a Perú y Bolivia, avanza a una velocidad que los expertos califican de «alarmante». Brigadas de bomberos buscan aplacar los focos y el gobierno boliviano anunció que alquilará un avión cisterna.
«Hoy nos juntamos más de 40 organizaciones que conformamos la Alianza por el Clima. Nos vamos a reunir en la embajada de Brasil, en Cerrito 1350, a partir de las 14. Que la gente venga cuando pueda porque tenemos que ponerle un freno a esta locura. Esto no empezó con este incendio, sino que es un problema de hace años. Este gobierno empeoró las cosas, con sus políticas que van en contra del medio ambiente. No queremos que se toque un árbol más en la Amazonia y hay que restaurar lo que se perdió. Además, tienen que aceptar la ayuda internacional», dijo Máximo Mazzocco, fundador de Eco House.
Aunque los incendios son comunes en la estación seca, en este caso se estima que fueron causados, en gran parte, como consecuencia de la actividad de agricultores que queman la selva amazónica para despejar las tierras y dedicarlas a la cría de ganado. Por otro lado, los científicos temen que la deforestación esté llegando a un punto de no retorno.
Continuar Leyendo

Tendencias