Sigamos conectados en Redes Sociales

Aborto Legal

Diputados comienza a debatir el proyecto para legalizar el aborto

Expondrán durante esta semana unos 50 referentes, 25 a favor del proyecto y 25 en contra, tras lo cual se buscará emitir dictamen de la iniciativa el viernes 4 de diciembre.

Publicado hace

|

La Cámara de Diputados abrirá el debate en comisiones del proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) con la presencia de funcionarios del Poder Ejecutivo Nacional y la exposición de unos 50 referentes, 25 a favor y 25 en contra, tras lo cual buscará emitir dictamen de la iniciativa el viernes 4 de diciembre.

La intención de los diputados del Frente de Todos, según informaron fuentes parlamentarias, es aprobar en la segunda semana de diciembre el proyecto en la Cámara baja y enviarlo luego al Senado para tener sancionada la ley antes de fin de año, ya en el marco de las sesiones extraordinarias del Congreso.

Las fuentes anticiparon que el Poder Ejecutivo realizaría la convocatoria a extraordinarias en los próximos días, donde podría incluir además otras iniciativas claves para el gobierno nacional.

Junto con el proyecto de legalización el aborto se debatirá, en una sesión especial virtual, que se realizaría entre el 8 y el 10 de diciembre, el Plan de los 1000 días de ayuda a las mujeres embarazadas que abarcará hasta los primeros años de la infancia, que también tendrá dictamen en la próxima semana.

El cronograma

El cronograma de debate fue definido el jueves durante un encuentro que mantuvieron la presidenta de la comisión de Legislación Penal, Carolina Gaillard (Frente de Todos), y las presidentas de las comisiones de Legislación General, Cecilia Moreau (FdT); de Mujer y Diversidades, Mónica Macha (FdT), y el titular de la de Salud, Pablo Yedlin (FdT).

También asistieron las diputadas de Juntos por el Cambio que están a cargo de las vicepresidencias de esas comisiones: Silvia Lospenatto, Carla Carrizo, Carmen Polledo y Marcela Campagnoli, en tanto que al final del encuentro se sumó el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa.

Lunes

Las comisiones de Salud y Presupuesto comenzarán a las 10 la discusión del Plan de los 1000 días, con las exposiciones de funcionarios de los Ministerios de Salud; de la Mujer, Géneros y Diversidad y del Interior y de la Anses.

Martes

A las 9 a la mañana se abrirá la discusión sobre el proyecto de legalización del aborto con las exposiciones que brindarán los ministros de Salud, Gines González García; de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, y la secretaria Legal y Técnica de la Presidencia, Vilma Ibarra.

Tras los informes de los ministros, el mismo día a las 14 comenzará la ronda de expositores: 50 en total, 25 a favor y 25 en contra del proyecto de legalización del aborto, que tendrán 7 minutos cada uno al igual que en 2018.

Miércoles

La discusión continuará durante toda la jornada.

Jueves

Según lo acordado, la intención de los diputados es reunirse ese día para escuchar las diferentes posturas.

Viernes

Se espera que, finalmente, se dictamine sobre el tema el 4 de diciembre.

EL PROYECTO

El proyecto de ley para la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) que envió el Presidente al Congreso establece que «las mujeres y otras personas con identidades de género con capacidad de gestar» tienen derecho a practicarse un aborto hasta la semana 14 del proceso gestacional.

Además, habilita la «objeción de conciencia» por parte de profesionales de la salud que no quieran llevar a cabo la práctica, aunque no será admitida a nivel institucional.

En la propuesta del Poder Ejecutivo se aclara que, fuera de ese plazo de 14 semanas, la persona gestante mantendrá «el derecho a decidir y acceder a la interrupción de su embarazo» si «fuere resultado de una violación», cuando se trate de niñas menores de 13 años o si estuviera en peligro la vida o la salud integral de la persona.

FUENTE: TÉLAM

Comentar esta noticia

Deja un comentario

Aborto Legal

El Senado trata el proyecto de legalización del aborto

La sesión está convocada por videoconferencia para este martes a las 16. Junto a la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo se discutirá el Plan de los 1.000 Días. Se espera que el debate se extienda hasta el miércoles.

Published

on

El Senado de la Nación trata este martes el proyecto que busca legalizar el aborto en el país. La sesión está convocada para las 16. Junto a la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo se discutirá la iniciativa para acompañar los primeros meses de los niños -conocida como el Plan de los 1.000 Días-.

El debate será a través de videoconferencia y sólo se permitirá a poco más de una docena de legisladores en el recinto: cuatro por cada uno de los dos bloques mayoritarios (el Frente de Todos y Juntos por el Cambio), y seis por las demás bancadas.

El resto de los legisladores deberán pronunciar sus discursos a través de la plataforma Webex, que viene utilizándose desde mayo pasado.

EL PROYECTO DE IVE
El proyecto de legalización del aborto permite la interrupción voluntaria del embarazo hasta la semana 14 de gestación, a la vez que habilita la objeción de conciencia de los profesionales que no están de acuerdo con esta práctica médica.

El plazo de la semana 14 no se aplicará cuando el embarazo fuera producto de una violación, en los casos de menores de 13 años o si estuviera en riesgo la vida.

En los casos de los menores de 16 que decidan abortar, se requerirá su consentimiento y que concurra acompañado por un familiar o un referente afectivo, mientras que las personas mayores de 16 años tienen plena capacidad por sí para prestar su consentimiento.

En el caso de que una institución privada no cuente con profesionales para realizar la interrupción del embarazo, deberá disponer la derivación a otra institución en la que sí pueda concretarse, según contempla el proyecto.

PLAN DE LOS 1.000 DÍAS
El Plan de los 1.000 Días, para la atención y el cuidado de la salud durante el embarazo y la primera Infancia, fue dictaminado esta semana y obtendría el aval de la Cámara alta ya que, durante su discusión en comisiones, obtuvo el apoyo de todos los bloques parlamentarios.

El proyecto establece una nueva asignación por Cuidado de Salud Integral, que consiste en el pago de una Asignación Universal por Hijo (AUH) a concretarse una vez por año para ayudar al cuidado de cada niño o niña menor de tres años.

Al mismo tiempo, extiende la Asignación Universal por Embarazo (AUE), que pasará de tener seis mensualidades a nueve, para abarcar la totalidad de la gestación.

FUENTE: LT10/ TÉLAM

Continuar Leyendo

Aborto Legal

Diputados le dio media sanción a la legalización del aborto y ahora se define en el Senado

La iniciativa obtuvo 131 votos a favor, 117 en contra y hubo seis abstenciones. La sesión duró más de 19 horas. Ahora se trata el Plan de los 1000 días. Seguí el minuto a minuto.

Published

on

Fue un debate extenuante e intenso, vehemente y emotivo por momentos. Tras casi 20 horas ininterrumpidas de discursos, la Cámara de Diputados dio por segunda vez su veredicto y aprobó, como lo hizo en 2018, el proyecto de legalización del aborto: 131 votos fueron positivos, 117 negativos y 6 legisladores se abstuvieron.

La diferencia fue aún más amplia que en 2018, cuando la iniciativa se aprobó por apenas cuatro votos, 129 a 125, con una abstención. En esta oportunidad el margen fue de 14 votos, aunque también hubo más abstenciones. Ahora todas las miradas recaen sobre el Senado, que hace dos años rechazó la legalización del aborto; la semana próxima arrancará el debate en las comisiones y se estima que antes de fin de año se dará la discusión en el recinto.

Ni bien el tablero reveló el resultado de la votación, una ovación inundó el recinto: oficialistas y opositores dejaron de lado sus diferencias políticas y, hermanados por el color verde, se abrazaban y aplaudían emocionados, mientras puertas afuera del Congreso los simpatizantes del proyecto, concentrados durante horas a la expectativa del resultado, estallaron en festejos. Todo un contraste con el ánimo resignado de los diputados «celestes», detractores de la legalización del aborto; silenciosamente se retiraron del recinto con la esperanza de que el Senado, una vez más, frene el avance del proyecto.

Más de 160 oradores desgranaron, a lo largo de casi 20 horas ininterrumpidas de discursos, sus posiciones a favor y en contra. Al igual que en 2018, la discusión cruzó transversalmente todas las bancadas, sin distinciones partidarias. En el recinto, coloreado de «verde» y de «celeste», los discursos se sucedieron enfáticos, por momentos vibrantes, aunque en un clima sereno y respetuoso.

Al momento del cierre del debate, la diputada Silvia Lospennato (Juntos por el Cambio), una de las abanderadas más fervorosas de la legalización del aborto, agradeció al presidente Alberto Fernández por haber cumplido su palabra y enviado el proyecto al Congreso, pero de inmediato reivindicó al expresidente Mauricio Macri por haber propiciado el debate cuando antes, durante el gobierno de Cristina Kirchner, había sido silenciado.

«Esta ley no es de ningún presidente ni de ningún gobierno, es una conquista más del movimiento de mujeres», exclamó Lospennato, quien, fiel a su vehemencia, cuestionó a quienes cuestionan por inconstitucional la legalización del aborto. «Si así fuese, no estarían habilitados los abortos por causales; si fuera inconstitucional, la Corte no se hubiese pronunciado como lo hizo», enfatizó y criticó que quienes están en contra de la legalización del aborto «no cambiaron nada» desde 2018 hasta ahora. «Dicen que no quieren a las mujeres presas pero se oponen a la despenalización y tienen frenado en el Senado la ley sobre prácticas obstétricas que frenan el reparto de anticonceptivos», asestó.

En contra de la iniciativa, Graciela Camaño, de Consenso Federal, insistió que el proyecto es «inconstitucional desde su origen» pues la Constitución Nacional defiende la vida desde la concepción. «El aborto podrá ser ley, pero jamás podrá ser justo», sentenció. ¿En serio creemos que con esta ley estamos ampliados derechos? El aborto es el emergente claro de la falta de educación, oportunidades y violencias contra la mujer. El aborto es aborto, sea legal o ilegal. La solución para la decadencia argentina no puede ser nunca el aborto», sostuvo.

Los argumentos a favor y en contra de la iniciativa fueron idénticos a los que se escucharon hace dos años, cuando el tema se instaló por primera vez en la Cámara baja. Sus promotores insistieron en que la legalización del aborto significa una ampliación de los derechos de las mujeres y que, en definitiva, se trata de un asunto de salud pública: al ser legales y no clandestinos, serán prácticas seguras que evitarán miles de muertes de mujeres que buscan interrumpir de manera voluntaria sus embarazos.

Justamente, al diseñar el proyecto, el Gobierno se propuso enfocarlo en el marco de la salud pública para detraerlo de la discusión religiosa. A manera de gesto con los legisladores aún indecisos, presentó en paralelo una iniciativa para la protección integral de la mujer y del niño recién nacido, que denominó «Programa de los Mil Días». Este proyecto se discutirá -y se aprobará por unanimidad- al terminar el maratónico debate sobre el aborto.

Sin embargo, el Programa de los Mil Días no significa placebo alguno para quienes, desde la vereda «celeste», anticiparon su rechazo a la legalización del aborto. Insistieron en que la vida se produce desde la concepción y, como tal, está protegida por la Constitución. Fustigaron al ministro de Salud, Ginés González García -quien, durante su participación en las comisiones, había considerado al embrión un «fenómeno»-, y enfatizaron que, lejos de ello, se trata de un nuevo ser humano sujeto de derechos.

Más allá de los argumentos humanos y jurídicos, los detractores de la legalización cuestionaron por inoportuna la decisión política del Gobierno de promover la iniciativa en tiempos de pandemia. Advirtieron que, en definitiva, el proyecto es una cortina de humo para disimular la gravedad de la crisis económica y social en el primer año de gestión de Alberto Fernández.

Las claves del proyecto
El proyecto autoriza la interrupción del embarazo hasta la semana catorce (inclusive) de gestación. Una vez solicitado deberá ser efectuado en el plazo máximo de diez días corridos. Asimismo, se establece que la práctica deberá ser incluida en el Programa Médico Obligatorio (PMO) para garantizar la cobertura integral y gratuita tanto del sector público como de las obras sociales y prepagas.

Antes de solicitar la práctica de un aborto, la persona gestante deberá prestar por escrito su consentimiento informado. A partir de los 16 años podrá hacerlo por sí sola, sin la autorización de un mayor. Para las menores de 13 años, se exige la asistencia de al menos uno de sus progenitores o representante legal.

Respecto de las menores de 16 años, el proyecto original establecía que «se presume que cuentan con aptitud y madurez suficiente para decidir la práctica y prestar el debido consentimiento». Ante algunas críticas que recibió la redacción de este artículo, se acordó incluir un párrafo que indica que «en situaciones de conflicto de intereses con sus representantes legales, puede intervenir con asistencia letrada».

La segunda y más importante modificación que se introdujo en el texto tiene que ver con las obligaciones que tendrán los establecimientos de salud donde todos los profesionales sean objetores de conciencia.

En efecto, en el texto se incluyó un nuevo artículo que establece que «aquellos efectores de salud del subsector privado o de la seguridad social que no cuenten con profesionales para realizar la interrupción del embarazo a causa del ejercicio del derecho de objeción de conciencia deberán prever y disponer la derivación a un efector que realice efectivamente la prestación y que sea de similares características al que la persona solicitante de la prestación consultó».

Se aclara que «en todos los casos se debe garantizar la realización de la práctica» y que «las gestiones y costos asociados a la derivación y el traslado quedarán a cargo del efector que realice la derivación».

Con estas modificaciones, los impulsores del proyecto confían en achicar la diferencia en el Senado, que en 2018 lo rechazó. Los senadores comenzarán el debate de la iniciativa el lunes y se espera su tratamiento en el recinto antes de fin de año.

Fuente: La Nación

Continuar Leyendo

Aborto Legal

Masiva marcha de pañuelos celestes frente al Congreso en contra del Aborto Legal

Militantes “provida” y grupos evangelistas se concentraron este sábado por la tarde en distintos puntos del país y la ciudad para rechazar el proyecto que impulsa el Gobierno.

Published

on

“El pueblo argentino es celeste, y es inoportuna la presentación de este proyecto en medio de la pandemia y la crisis en la que estamos”, se escuchó decir a varios de los manifestantes que se encuentran protestando frente a la sede del Parlamento.

Si bien en el lugar hubo gente cantando y arengando consignas contra el aborto legal con pañuelos y carteles celestes, no hubo oradores. La movilización fue organizada por la Unidad Provida, que reúne a más de 150 organizaciones civiles respaldadas por una pata política como pudo verse en la marcha.

“El pañuelo verde parece ser para (el presidente) Alberto Fernández la única bandera que queda en pie. Es en verdad el estandarte de una minoría radical y aburguesada, más de la izquierda que del peronismo, que se enquistó en el kirchnerismo, que vive del Estado y que incomoda hasta a la misma (vicepresidenta) Cristina Kirchner”, lanzó la ex diputada nacional Cynthia Hotton, una de las referentes “celestes” que convocó a la marcha.

Para la ex funcionaria de la administración de Cambiemos, el Gobierno “esconde sus fracasos atrás de la mentira del aborto”. La movilización de los militantes “provida” y grupos evangelistas hacia el Congreso también se replicó en unas 500 ciudades del interior del país.

La marcha de este sábado fue la primera vez que el denominado sector “celeste” salió a las calles para manifestarse en contra del proyecto oficial enviado al Congreso.

Esta iniciativa, que fue rechazada en el Senado en 2018, ya tiene consenso para empezar a tratarse durante la próxima semana en comisión en la Cámara de Diputados.

Tras más de dos horas, alrededor de las 17:30 comenzó la desconcentración de la gente que se movilizó hasta el Congreso para protestar contra la posibilidad de que se legalice el aborto.

No habrá marcha “verde”

Por su parte, el Frente de Todos subrayó este sábado que no convocará a movilizarse al Congreso el día en que se debata en la Cámara de Diputados el proyecto de legalización del aborto para que “no se repita lo que pasó con el velorio de Diego Maradona” el pasado jueves.

“El 10 de diciembre estaríamos sesionando para discutir la ley del aborto, pero no va a haber movilizaciones el día de la sesión”, remarcó la diputada nacional Mónica Macha.

En diálogo con Radio Rivadavia, la legisladora oficialista explicó que “la idea es que no se repita lo que pasó con el velorio de Maradona”.

Respecto al “poroteo” de cara al debate en el recinto de la cámara baja, Macha, que adhiere a la iniciativa, manifestó: “Tendríamos una mayoría en la votación. Hay un grupo cada vez menor de indecisos y son los que van a definir la votación”.

Al ser consultada sobre la situación interna del oficialismo con la iniciativa para legalizar la interrupción voluntaria del embarazo, la dirigente manifestó: “Los legisladores del Frente de Todos sabían que el aborto era un tema crucial y de campaña planteado por Alberto Fernández”.

Fuente: TN

Continuar Leyendo

Tendencias