Sigamos conectados en Redes Sociales

Policiales

Detuvieron a dos hombres que extorsionaban a un comerciante por carta

El operativo se realizó en una entrega de dinero controlada por la Agencia de Investigación Criminal de Santa Fe. Uno de los sospechosos intentó huir nadando, pero finalmente fue arrestado

Published

on

La Agencia de Investigación Criminal de Santa Fe detuvo a dos delincuentes acusados de extorsionar a un comerciante de Villa Gobernador Gálvez. El hombre denunció que había recibido dos cartas amenazantes donde le exigieron 300.000 pesos a cambio de su seguridad y la de familia. Una vez que el caso llegó a la Justicia, se concretó una entrega controlada con agentes encubiertos. Uno de los sospechosos intentó huir nadando pero finalmente fue arrestado.

Todo comenzó el 10 de septiembre pasado, cuando un comerciante de 49 años dedicado a la venta de combustibles recibió una carta amenazante en su local. En el mensaje le exigían que les entregara 300.000 pesos a cambio de que “no le pase nada a él ni a su familia”.

El comerciante no respondió. A los pocos días de esa misiva, el 29 de septiembre, le llegó una segunda carta con un tono un tanto más amenazante. “Ya sabés quienes somos. No hace falta que te tire datos de tu familia. Yo no quiero ser malo. Pero dejé una nota en tu local y no hicieron caso. Esta es la última oportunidad para comunicarse o aguantarse las consecuencias”, se lee en el escrito.

Y concluye: “Repito, no quiero matar a nadie de su familia, pero no jueguen conmigo”.

Con todo el material, el comerciante se dirigió a la Justicia a realizar la denuncia por las amenazas de muerte. El caso quedó a cargo de la fiscal Andrea Arrone, quien en las últimas horas instruyó un operativo para dar con los extorsionadores.

Según informaron fuentes de la causa a Infobae, la Agencia de Investigación Criminal de Santa Fe detuvo a dos delincuentes en el marco de una entrega controlada del dinero.

El operativo encubierto se concretó en avenida San Diego y Caseros, cerca de las vías de un ferrocarril y también a pocos metros del arroyo Saladillo.

Los delincuentes cuando se dieron cuenta del montaje realizado por los efectivos, intentaron darse a la fuga. Incluso, uno se tiroteó con los policías encubiertos.

En el momento del escape, el ladrón que agarró el dinero corrió hacia el lado del arroyo Saladillo, se tiró al agua y empezó a huir nadando. El hecho quedó registrado por un dron que seguía la secuencia desde el aire.

Sin embargo no llegó lejos. Enseguida los policías lo obligaron a volver a la orilla, donde finalmente fue detenido.

En el lugar, los policías les secuestraron una pistola calibre .22, tres celulares y las llaves de una moto marca Honda. Los delincuentes quedaron a disposición de la fiscal Aronne.

Fuente: Infobae

Click to comment

Deja tu comentario