Sigamos conectados en Redes Sociales

Sociedad

Dejó un Ford Mustang de 70 mil dólares en el taller y se lo chocaron contra una pared

Publicado hace

|

Al parecer, el hijo del mecánico salió a dar una vuelta con un amigo y terminó perdiendo el control.

Un hombre llevó su Ford Mustang a un taller ubicado en la localidad bonaerense de Boulogne para realizarle una modificación a los caños de escape. Sin embargo, los mecánicos no sólo no le completaron el trabajo, sino que salieron a dar una vuelta y se lo terminaron chocando contra una pared.
El auto, modelo 2017, está valuado en 70 mil dólares.
Según trascendió, el dueño dejó el vehículo en un taller ubicado sobre la avenida Yrigoyen con la intención de reducirle el ruido a los caños de escape. Como el lugar no contaba con los elementos necesarios para realizar esa modificación, un empleado, que sería hijo del dueño, condujo el Mustang hasta otro lugar más especializado.
De acuerdo a lo publicado por el diario Crónica, en el local, llamado «Escapes Alcorta», ubicado en Amancio Alcorta 1242, en Villa Adelina, no tenían turnos disponibles, por lo que le dijeron que volviera más tarde.
El joven, que tendría entre 20 y 25 años, aprovechó entonces para llamar a un amigo, propietario de un lavadero ubicado en avenida Alcorta y Roca, y lo invitó a «sacar a pasear» al auto por el barrio.
A los pocos minutos, por razones que se desconocen, el conductor perdió el control del Mustang, hizo un giro en «U» y terminó chocándolo, primero contra un Volkswagen Fox y después contra el frente de un local de marmolería de la avenida Alcorta.
El Ford Mustang tiene tracción trasera, un motor de 5.0 L V8 y más de 400 caballos de fuerza.
Comentar esta noticia

Deja un comentario

Sociedad

Tiene 12 años y vende arbolitos de Navidad para comprarse un celular

Pensando en lo que quería para Navidad, Joaquín tuvo una gran idea para conseguirlo, vender unos novedosos arbolitos. Conocé la historia.

Published

on

Joaquín Ángel Gabriel Viggian tiene 12 años y como regalo de Navidad quería un celular o tal vez una Play Station y se le ocurrió una gran idea: diseñar y fabricar con sus propias manos unos novedosos arbolitos de Navidad.

Arbolitos con la siguiente característica: no solo son diseños originales del nene, que nació en Entre Ríos y actualmente se encuentra viviendo en Córdoba, según informó El Once. El joven entusiasta se anticipó y será su propio Papá Noel,

No solo son diseños originales del nene sino que son de hierro, gracias a las enseñanzas que le impartió su papá.

«Siempre me gustó verlo a mi papá soldar y cuando me enseñó lo primero que hice fue un cesto de basura para poner frente de mi casa, después hice una parrilla y se la regalé a mi papá para el Día del Padre», contó el chico a El Once TV.

«Quería un nuevo celular o una Play Station 3 y se me ocurrió esta idea», dijo, por lo que puso manos a la obra: «Un arbolito me lleva medio día y los vendo a 1.300 pesos cada uno. Uso una amoladora, soldadora y todos los elementos de protección. A las maquinas no les tengo miedo, pero sí mucho respeto, porque con un solo error podés perder la vida».

Joaquín va a la Escuela Domingo Faustino Sarmiento y el año que viene va a comenzar sus estudios secundarios en una escuela técnica, quizá para seguir los pasos de su padre herrero.

«Estamos muy contentos que, con 12 años, tenga voluntad de hacer algo, lo apoyamos siempre y esperamos pueda entender lo cuesta cada cosa», indicó el padre al citado canal. «Queremos dejarle la enseñanza que vea lo lindo que se siente ganarse su propia platita y tener ahorros y todo con su propio esfuerzo», agregó la madre.

Y Joaquín tiene una pequeña asistente que decora los arbolitos de hierro que después vende: «Mi hermanita los pinta y me ayuda», dijo el nene entrerriano.

FUENTE: LT10/ELONCE

Continuar Leyendo

Sociedad

Vuelven los ’70: por el efecto pandemia, abren autocines en todo el país

Published

on

Arrancaron en La Pampa, San Juan y Corrientes. Ahora se inauguró uno en AMBA y ya anunciaron tres más.
La pandemia de coronavirus obligó a modificar los hábitos y conductas de las personas en el mundo entero. Y la nueva normalidad comienza a desandarse bajo el lema de “reconvertirse”, porque es cierto que ya nada volverá a ser como antes. En este contexto, regresó un clásico de los ’70: el autocine.
Esta modalidad, que se presenta como una alternativa a los cines convencionales que no pueden abrir debido a las restricciones que impone el aislamiento, comenzó en Europa, pero en el último mes llegó a Argentina, y ya es un furor.
La tendencia arrancó en las provincias que menos tiempo estuvieron en la fase uno: San Juan, La Pampa y Catamarca. La llegada de la denominada «cuarentena intermitente» en el AMBA le permitió a los intendentes evaluar nuevas aperturas y, entre otras cosas, poner a andar esta modalidad.
El último en inaugurarse fue “Autocine al Río” en el partido de San Isidro, que comenzó a funcionar el viernes, y es el primero en ser habilitado en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).
La primera noche, con la emisión de Barry Seal, superó las expectativas de los organizadores: la capacidad del predio del restaurante a orillas del Río de la Plata se colmó en pocas horas.
A orillas del río, la «sala» tiene capacidad para 60 autos. Hay tres funciones diarias: 18, 21.30 y 00.30 horas. La pantalla está montada en un camión gigante y hay otras dos, más pequeñas, a los laterales. Hay dos frecuencias radiales para sintonizar el audio de la película, una doblada al español o en inglés para aquellos autos que estén cerca y puedan leer los subtítulos.
Se puede ingresar una hora antes de que comience la película y, según el protocolo de la intendencia de San Isidro, el vehículo solo puede ser ocupado de acuerdo a su capacidad reglamentaria. Todos los ocupantes deben llevar tapabocas, incluso dentro del auto, y deberán tener a disposición alcohol en gel.
Si bien el autocine de San Isidro es el primero en funcionar en el AMBA, ya hay otros municipios que presentaron proyectos similares.
En otras provincias de Argentina, como La Pampa, San Juan o Corrientes, que fueron pioneras, la nueva forma de ver cine ya es un éxito, con funciones que superan los 300 autos, y opciones varias para adultos y niños. También, se suma el caso de Carhué, localidad del sur de la provincia de Buenos Aires, donde la iniciativa fue muy bien recibida por los pobladores.
Mientras que, otras ciudades, que ya se encuentran en la Fase 5 de la cuarentena, ultiman detalles para la inauguración de sus propios autocines. Tal es el caso de Tandil, que tendrá su ciclo de “cine bajo las estrellas” a partir del 21 de septiembre, aunque las primeras pruebas comenzarán en agosto.
“El autocine estará ubicado dentro del circuito turístico más importante de la ciudad: Don Bosco. El predio, que tendrá capacidad para unos 100 autos por función, está rodeado por una calle que será utilizada para organizar el ingreso y egreso, y se marcarán los lugares donde deberán ubicarse los automóviles. Además, el audio será emitido a través de una radio FM local”, explicó Alejandro Bonadeo, uno de los empresarios que trabaja en la propuesta que ya fue aprobada por las autoridades tandilenses.
Tucumán también está montando un autocine en el Hipódromo de la capital provincial con capacidad para 400 autos; mientras que, Mendoza prepara el suyo en el Plaza Shopping de la localidad de Guaymallén; y se prevé la reapertura del histórico autocine El Cerro, en El Challao. La Rioja, por su parte, inaugurará el propio en el Superdomo con una pantalla de ocho metros de altura; y en la provincia de Buenos Aires, existen otros emprendimientos en carpeta para los distritos de Pilar, Mar del Plata y Bahía Blanca.
Es así que, el autocine pareciera configurarse como una nueva forma de recreación dentro del marco que posibilita la pandemia, donde los tradicionales aplausos al terminar cada función, podrán ser remplazados por bocinazos, señas de luces y balizas en señal de aprobación.¿Una práctica que llegó para quedarse?
Fuente: TN
Continuar Leyendo

Sociedad

«¿No sabés a qué hora me traen la comida? ¿Sushi hay?», bromeó el paciente con coronavirus

Published

on

Las autoridades del Ministerio de Salud continuaban contactando al resto de los pasajeros del vuelo en que había regresado al país el paciente, así como también a las personas con las que haya estado en contacto.

El primer paciente con Coronavirus en la Argentina continuaba internado en el Sanatorio Luis Agote, en el barrio porteño de Recoleta, siguiendo con el protocolo de atención médica.

Se trata de un hombre de 43 años que viajó en primera clase en un vuelo de Alitalia, proveniente de Italia y que aterrizó en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza «Ministro Pistarini» el pasado domingo.

Tras ser trasladado desde otro centro médico al Sanatorio Agote, el paciente difundió un video desde su aislamiento, en el que se lo muestra de buen humor.

Al grabar a la enfermera que acondicionaba la habitación, el hombre de 43 años bromeó: «¿No sabés a qué hora me traen la comida? ¿Sushi hay?».

Fuente: NA
Continuar Leyendo

Tendencias