Sigamos conectados en Redes Sociales

Política

Aborto legal: Alberto Fernández consideró que “esta vez están las condiciones para que sea ley”

El Presidente se refirió al envío del proyecto al Congreso y marcó diferencias con lo sucedido en 2018.

Published

on

Alberto Fernández se refirió este jueves al envío al Congreso del proyecto sobre legalización del aborto y marcó diferencias con el debate de 2018, cuando la iniciativa se cayó ante el rechazo en el Senado.

“Creo que estamos en condiciones de que esta vez el aborto se convierta en ley”, subrayó el presidente en diálogo con Futurock, y aseguró: “Haré todos mis esfuerzos para que el proyecto de aborto salga y se convierta en ley”.

El mandatario se diferenció de su antecesor, Mauricio Macri, y advirtió que “esta vez no habrá un presidente llamando a un gobernador para que sus senadores voten en contra”.

“Entiendo que estamos en condiciones de que esto se convierta en ley. La diferencia con otros tiempos es que, más allá de la enorme lucha del movimiento feminista, me siento el primer abanderado de este reclamo”, señaló Fernández, que es el primer presidente que envía un proyecto propio sobre este tema al Congreso.

Y resaltó sobre esto: “Que el Presidente de la Nación mande un proyecto que reclame su tratamiento y aprobación me parece que genera un escenario un poco distinto. No es un presidente que cumplió mandando una ley para que no digan ‘no cumplió’. Haré todos los esfuerzos para que el Congreso acompañe y que este proyecto sea ley”.

El jefe de Estado aseguró que su objetivo es “garantizar la vida de la mujer que enfrenta un embarazo”. Y dejó en claro que “el aborto no es un problema de dogmas religiosos sino más bien de decisiones personales”, por este motivo, consideró que no debería perjudicar su relación con la Iglesia católica y el papa Francisco. “Yo soy católico pero tengo que resolver un tema de salud pública”, resaltó.

El mandatario argentino advirtió que “la disyuntiva no es si hay o no hay abortos, porque los abortos existen” y explicó que “si hay médicos que lo hacen, quiere decir que hay un negocio del aborto, y si este sucede es porque hay mujeres que lo necesitan”. Por este motivo, remarcó: “Quiere decir que estamos moviendo con la ley penal un mercado negro espantoso”.

Fernández contó que este dilema se lo planteaba él cuando era estudiante y tenía 26 años, y se lamentó porque a esta altura los argentinos nos sigamos debatiendo lo mismo. Por eso, aseguró que ahora que es presidente quiere “arreglar este problema”.

En relación a la demora del envío del proyecto -que había sido anunciada en marzo durante la apertura de las sesiones en el Congreso y se retrasó tras la llegada de la pandemia al país- el presidente aseguró que la emergencia sanitaria le complicó el panorama.

“Lo que busqué fue que afloje un poco la tensión sanitaria para que eventualmente si una mujer lo necesita, no tenga que estar en el medio del estrés de una pandemia”, indicó y aclaró que decidió mandarlo en noviembre porque desde hace 12 semanas, aproximadamente, esto comenzó a verse en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA). ”Creí que era el momento oportuno. Ya no tenía mucho sentido demorarlo”, aseguró.

“Tengo la convicción de que esto es necesario para la Argentina”, señaló el Presidente y contó que quería que esto sea ley este año y que “ya se le estaba acabando el tiempo”, por lo que decidió que “ahora sí, había que mandarlo”.

Fernández se refirió a las amenazas que recibieron referentes del movimiento feminista, que llevan una lucha activa por la aprobación de la ley de aborto legal, como a filósofa Diana Maffia, la escritora Claudia Piñeiro y algunas periodistas, y aseguró: “Me preocupa, no habla bien de nosotros como sociedad”.

En este sentido, aclaró que por este motivo, al final del video que publicó en Twitter para anunciar la presentación del el proyecto en el Congreso, en sus últimas palabras “inducía al conjunto social, a que respetemos al otro y que no nos maltratemos”.

Alberto Fernández anunció el martes pasado que el Poder Ejecutivo envió a la Cámara de Diputados los proyectos de ley sobre la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) y el denominado de “Plan de los mil días”.

Tras el anuncio, la ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, habló con TN y aseguró que, a diferencia de 2018, “esta vez al proyecto lo envía el Poder Ejecutivo y eso le da un peso en términos institucionales “muy importante”.

Mientras el Congreso se prepara para el debate de este proyecto, este miércoles un grupo de personas a favor de la legalización del aborto se movilizó al Congreso con algunas demandas en relación al documento enviado por el Poder Ejecutivo, entre ellas, pedir que no haya objeción de conciencia. Además, señalaron diferencias respecto a la cantidad de días que tiene una mujer para decidir interrumpir el embarazo.

Mientras que, tras el anuncio presidencial del envío del proyecto oficial al Parlamento sobre la interrupción voluntaria del embarazo, los grupos autodenominados “provida” comenzaron con una campaña en las redes sociales y convocaron a una marcha para el próximo sábado 28 de noviembre a las 15:00 horas hacia el Congreso, a modo de protesta.

Fuente: TN

Click to comment

Deja tu comentario